ONU requiere 223 millones de dólares para planes de asistencia en Venezuela

Cerca de 7 millones de personas precisan ayuda vital.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/16/onu-requiere-223-millones-de-dolares-para-planes-de-asistencia-en-venezuela/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-16T00:10:16-03:00">agosto 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-16T00:17:17-03:00">agosto 16, 2019</time></a>

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU hizo un llamado a la comunidad internacional de donantes para que reúnan los 223 millones de dólares para atender las necesidades más urgentes en las áreas de salud, agua, saneamiento e higiene, seguridad alimentaria, nutrición, protección, alojamiento y educación de 2,6 millones de venezolanos, de los cuales 1,2 millones son niños o adolescentes.

El Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela se basa en la estrategia iniciada por la ONU en octubre de 2018 para responder a la emergencia en ese país y también busca fortalecer las capacidades de operación de los actores humanitarios para llegar a una base más amplia de población en 2020 en vista de que se estima que 7 millones de personas precisan de alguna forma de asistencia vital, divulgó las Naciones Unidas en su portal web.

La oficina de Asuntos Humanitarios explicó que el plan tiene tres objetivos estratégicos para asistir a los grupos más vulnerables. El primero es proporcionar asistencia vital mediante el mejoramiento del acceso a los bienes y servicios básicos; el segundo, promover y fortalecer la protección y la dignidad mediante mecanismos comunitarios e institucionales; y el tercero, desarrollar la resiliencia, apoyar a los medios de vida y contribuir a la sostenibilidad de la prestación de servicios básicos.

El coordinador humanitario para Venezuela, Peter Grohmann, dijo que el plan es un esfuerzo colectivo para organizar y ampliar la respuesta en marcha y lo calificó como “una oportunidad para mitigar significativamente el impacto humanitario de la crisis en curso en Venezuela y sus efectos en las personas más vulnerables”. Subrayó que, dado el complejo contexto actual de necesidades agudas, es fundamental que las partes interesadas nacionales e internacionales centren su atención en satisfacer las necesidades del pueblo venezolano.

Agregó que el plan “proporciona un marco internacional reconocido para una respuesta basada en principios, transparente, bien coordinada y eficaz, dirigida a las personas más vulnerables. Pido urgentemente a los donantes que lo apoyen”. Instó además a las autoridades y a los distintos sectores de la sociedad de Venezuela a ayudar a los venezolanos que necesitan asistencia mediante consensos sobre las formas de financiar el proyecto. El coordinador humanitario aseveró que el proyecto es realista por las capacidades operativas, pero modesto en términos de respuesta ante la escala de las necesidades.

En este sentido, adelantó que el proyecto se revisará y ampliará para el año entrante sobre la base de la nueva información disponible. “Mientras tanto, continuaremos la búsqueda de financiamiento para seguir extendiendo la respuesta humanitaria en Venezuela con un enfoque en las personas más afectadas”, insistió Grohmann. Luego de un análisis de vulnerabilidad realizado en noviembre de 2018, se determinó que el Plan de Respuesta Humanitaria dará prioridad a diez estados venezolanos: Amazonas, Apure, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Distrito Capital, Miranda, Sucre, Táchira y Zulia.

Esas son las zonas más afectadas que se identificaron en términos de necesidades multisectoriales, teniendo en cuenta el número y el porcentaje de personas con carencias, así como la gravedad de éstas. También se evaluó una combinación de indicadores de educación, salud, protección y nutrición, además de factores relacionados con los índices de pobreza y los desastres naturales. No obstante, planifican actividades asimismo en otros estados según las necesidades identificadas en cada sector o servicio.