Catalanes vuelven a las calles para exigir su sueño de independencia

En años anteriores las movilizaciones llegaron a registrar un millón de personas.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/09/11/catalanes-vuelven-a-las-calles-para-exigir-su-sueno-de-independencia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T15:22:56-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T15:40:36-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Cada 11 de septiembre se celebra en Cataluña la Diada, fecha que conmemora la caída de Barcelona en 1714 ante las tropas del rey borbón Felipe V, en lo que fue la guerra de sucesión española. Pero desde 2012, los catalanes han salido a marchar para expresar su deseo de independizarse de España y contar con una República propia. Esta es la octava movilización que persigue ese sueño de emancipación.

Bajo el lema “Objetivo independencia”, la marcha volvió a ser convocante, no como en años pasados, pero manteniendo su energía de lograr la independencia, según consignó la agencia Noticias Argentinas. Pese a que dentro de pocas semanas doce de los líderes catalanes esperan recibir una sentencia judicial condenatoria por ser parte del intento de separación en 2017.

“Aunque los políticos estén desunidos, nosotros estamos aquí, preparados y juntos”, contó a la AFP al inicio del acto Lourdes Vilardaga, una maestra de 55 años. En años anteriores las movilizaciones llegaron a registrar un millón de personas, siendo el centro de atención en todos los medios informativos. La manifestación empezó alrededor de las 17:14 hora local en la plaza de España en Barcelona, principal urbe catalana.

“Todos sabemos que la república (catalana) no se hará en uno o dos días, esto no pasará. Y año a año tenemos que demostrar que estamos aquí, que podemos reivindicarnos y autoorganizarnos”, manifestó su deseo Rubén Sáez, un estudiante de 20 años, en declaraciones tomadas por la AFP. Por su parte, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), organizadora de la marcha, hizo un llamado a la unidad.

Como parte de la movilización los participantes formaron una estrella humana que “representa la pluralidad del independentismo en ponerse de acuerdo en un objetivo común”. Sin embargo, los políticos independentistas no cuentan con el mismo apoyo de años anteriores. Según un sondeo hecho por el gobierno regional en julio, un 48,3% de los catalanes ya no quiere independizarse de España. No obstante, la encuesta revela una relativa paridad.

Un 44% de los encuestados sí quiere la independencia. Por esto los organizadores prevén una caída en la participación de la movilización. Incluso, quienes están en contra ni siquiera acudieron a la jornada patria. De esta manera, el presidente español, Pedro Sánchez espera que “llegue un día en que la Diada sea la fiesta de todos los catalanes y no de una parte”, los separatistas.

Desde que se conoció que 12 de los dirigentes que llevaron a cabo la búsqueda por la independencia fueron juzgados por el Tribunal Supremo por el intento de secesión de 2017, esta manifestación es importante para contabilizar el poder de movilización con el que todavía cuenta este proceso de autonomía. Para octubre se conocerá la sentencia contra estos políticos “separatistas”, que en su mayoría están en prisión preventiva. Pero eso no evitó la manifestación, que con carteles los recordaron con la frase, “lo volveremos a hacer“, en referencia a la búsqueda por la independización.