Tras el ataque neonazi a una sinagoga, Alemania busca tranquilizar a su comunidad judía

Según sus autoridades, el atacante "quiso cometer una masacre movido por el racismo y el antisemitismo".
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/10/11/tras-el-ataque-neonazi-a-una-sinagoga-alemania-busca-tranquilizar-a-su-comunidad-judia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T05:55:08-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T05:55:09-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, instó este jueves a su país a defender a los ciudadanos judíos al visitar el lugar donde tuvo lugar un ataque a sinagoga en la ciudad de Halle. El atentado sucedió durante la festividad de Yom Kippur, en el marco de las exigencias de los judíos alemanes de una protección mayor para su comunidad ante la incesante violencia neonazi.

Mientras que la jefa de Gobierno, la canciller Angela Merkel, intentó reforzar el mensaje al prometer desde la capital Berlín que habrá “tolerancia cero” contra el odio racista. Más allá de esto, las autoridades locales revelaron que el atacante “quiso cometer una masacre movido por el racismo y el antisemitismo“. “Tenía cuatro kilos de explosivos y dejó un manifiesto con sus intenciones”, agregaron.

Por otro lado, en medio de un saludo a la comunidad judía de la Argentina por la celebración del Rosh Hashana, Yom Kipur y Sukkot, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) manifestó su rechazo al ataque contra la sinagoga alemana. La agresión en las cercanías del edificio destinado al culto del judaísmo dejó el penoso saldo de dos personas asesinadas.

“Repudiamos con firmeza y nos comprometemos a seguir trabajando juntos por la paz”, resaltaron los obispos de nuestro país en el saludo en donde expresaron: “¡Shalom alejem!”. “Pedimos que la memoria de estas solemnidades les renueve la alegría de una vida plena por la misericordia de Dios y su bendición abundante”, manifestaron en la misiva.

El Episcopado sostuvo además su solidaridad con los “hermanos mayores” por el ataque que sufrió el país teutón, donde un hombre buscó ingresar a la sinagoga de Halle y disparó en cerca del templo judío generando el deceso de dos personas. El comunicado a la comunidad judía tuvo la firma del obispo de Chascomús y secretario general de la CEA, monseñor Carlos Humberto Malfa.