El nuevo bloqueo a Cuba, Estados Unidos y los cruceros "salvadores"

El turismo europeo llega para salvar a la isla de los estadounidenses

La eterna y conflictiva relación entre Estados Unidos y Cuba tuvo su momento de acercamiento máximo en la administración Obama, cuando el país del continente había flexibilizado sus medidas para acercarse a la isla a nivel comercial. Pero el tiempo pasó y tres años después, el escenario sigue igual de complicado para los latinos con las restricciones comerciales que impone la gran potencia mundial.

Así, el 2020 asoma con algunas buenas noticias para los cubanos en cuanto a una de sus principales industrias, el turismo, que celebra el arribo del crucero alemán MS Europa 2 a La Habana luego de la cancelación de todas las rutas desde Estados Unidos. Con 400 pasajeros hubo momentos de felicidad al tocar puerto cubano.

Así, la embajada de Alemania en La Habana indicó en un comunicado que “el MS Europa 2 es el primero de los muchos cruceros alemanes que visitarán Cuba durante el 2020″. Al mismo tiempo -según recuerda ANSA- “Washington eliminó repentinamente las rutas que cumplían a Cuba firmas gigantescas como la Carnival y la Royal Caribbean el gran movimiento de turistas y sus anfitriones ante los muelles principales de la Bahía de La Habana desapareció”.

Con más de 142.000 estadounidenses que visitaron Cuba en cruceros de enero a abril de 2019, la decisión de anular todos esos arribos es considerado “como un golpe rudo que haría tambalear una de las primeras industrias cubanas, la del turismo. El sector mantuvo los arribos de turistas el año pasado por encima de los 4.000.000 pero se alejó de su esperado récord histórico de 5.000.000”.

Antes llegó otro buque alemán a las playas cubanas, el Hamburgo, dando inicio entonces la temporada europea de esa modalidad. Luego, el MSC Cruceros de Suiza, también ratificó “la voluntad de preservar y fomentar las relaciones con Cuba sumándose a su par europeo”. Pese a esto, los funcionarios caribeños reconocen que “por el momento con esto no alcanzará para compensar los turistas que no llegarán desde Estados Unidos.

Pero hay más, porque Rusia, a su vez, se posiciona como el destino emisor de turismo con un aumento del 30% en 2019 con cerca de 180.000 visitantes entre los más de 4 millones. Por el momento, los europeos sostendrán la ausencia de los estadounidenses aunque, comos siempre, habrá Cuba para todos.

Compartir en: