Amazon: un muerto, renuncia, crecimiento récord y coronavirus

El gigante del comercio online entre ganancias, denuncias y muerte

La expansión de la pandemia del coronavirus arroja todo tipo de consecuencias. En el caso de Amazon, buenas y malas. El gigante estadounidense sufrió la muerte de uno de sus empleados a causa del virus, la renuncia del vicepresidente y, a su vez, ostenta un crecimiento récord desde que comenzó el aislamiento.

Tim Bray, desarrollador de software y durante más de cinco años uno de los vicepresidentes de la firma de Jeff Bezos, decidió presentar su renuncia por la “toxicidad” y por “los despidos que ha efectuado la empresa entre los trabajadores que han denunciado las condiciones en sus almacenes o han criticado su impacto en el medioambiente”.

A través de un comunicado, el ahora ex directivo de Amazon indicó: “El 1 de mayo fue mi último día como vicepresidente e ingeniero de Amazon Web Services tras cinco años y cinco meses de gratificante entretenimiento”. Acto seguido, el canadiense arremete: “Amazon despide a quienes se quejan porque los empleados de los almacenes tienen miedo de la Covid-19”.

Días atrás, se confirmó que un trabajador de uno de los centros logísticos de la empresa murió a causa de un contagio del COVID-19 en Nueva York. Los propios trabajadores elevaron quejas para incrementar la seguridad y la prevención en los espacios de trabajo, lo que derivó en despidos, ahora denunciados por uno de sus ex vicepresidentes.

Como paradoja, al mismo tiempo, las ventas del gigante del comercio electrónico no se detienen. La multinacional presentó “beneficios por 2.535 millones de dólares entre enero y marzo de 2020, un 29 % menos que los 3.561 del primer trimestre del año pasado”, cita la agencia EFE. Las ganancias de abril, mayo y junio podrían ser destinadas a incrementar las medidas de prevención ante el coronavirus.

Compartir en: