La antigua casa de Juan Manuel de Rosas se convertirá en museo

Tras el descubrimiento a principios de 2018 de distintas antigüedades, a finales de 2019 habrá un museo con las piezas encontradas en lo que fuera un estacionamiento.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/glam/2019/05/02/la-antigua-casa-de-juan-manuel-de-rosas-se-convertira-en-museo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-02T21:35:00-03:00">mayo 2, 2019</time></a>

¿Cuán probable es que un estacionamiento pueda transformarse en un museo? Más de las que se imaginan. Lo realmente sorprende en el siguiente caso es que ese estacionamiento, ubicado en Moreno 550, que resultó ser un cementerio de antigüedades vinculadas, nada más y nada menos, que a Juan Manuel de Rosas durante el siglo XIX. En eso que hasta hace pocos años era un estacionamiento, estaba el lugar desde donde de Rosas gobernó la Provincia de Buenos Aires.

Ese factor hace que cada pieza encontrada en el sitio alcance un valor histórico y arqueológico más que estimable, posiblemente incalculable. El hallazgo se produjo durante las obras para construir un edificio de 14 pisos durante los primeros meses del año pasado por parte de la constructora Komatorre, encabezada por José Kohon.

En ese proceso, el cruce con una antigua cisterna derivó en un proceso que involucró en una primera etapa a la Dirección General de Patrimonio, Museos, y Casco Histórica de la Ciudad y luego al Instituto de Historia, Teoría y Praxis de la Arquitectura y la Ciudad, dirigido por Ana Igareta. ¿El objetivo? Escabar con cuidado arqueológico para descubrir cuánto más había entre tierra y roca.

Como resultado, el hallazgo de botellas y frascos de distintos materiales, azulejos, juguetes, platos y hasta una ficha de dominó, entre otros objetos que darán sentido a un museo en el lugar. Su antigüedad y particular historia vuelven estas piezas parte de un momento histórico que emerge en el presente en forma de valiosas reliquias.

La ideal del museo surgió, según reflejan distintos medios, del propio Kohon. Él, tras un episodio legal en el que se le condenó a dos años de prisión en suspenso por “daño calificado” al patrimonio del lugar por afectar la cisterna durante las obras, aceptó la sentencia y propuso arreglar las estructuras y construir un museo para exponerlas. La obra se estima que será concluida en 2019.