La atractiva experiencia de visitar una casa “patas arriba”

En Inglaterra ofrecen el recorrido por una Upside Down House con todo dispuesto al revés: el techo es el piso.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/glam/2019/05/21/la-atractiva-experiencia-de-visitar-una-casa-patas-arriba/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-21T22:45:12-03:00">mayo 21, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-21T22:45:51-03:00">mayo 21, 2019</time></a>

Poner el mundo al revés, de cabeza. Puede parecer una frase asociada a enamoramientos o situaciones complicadas en las que todo parece estar patas arriba. Pero, en Inglaterra, se puede experimentar tal sensación de manera literal en la Upside Down House, ubicada en el paseo marítimo de Brighton.

A partir del 18 de mayo la atracción está a disposición de locales y turistas por los próximos 12 meses. Es decir, quienes se acerquen podrán conocer su interior y vivir distintas rutinas “patas arriba”. La riqueza de la experiencia radica en cuánto de la dinámica tradicional es cambiada, aunque sea en un espacio similar al que normalmente se habita.

Desde la organización de esta iniciativa invitan a través de su página web: “Camina por el techo y busca tus muebles” dentro de “una atracción familiar única que te permite tomar fotos extraordinarias para compartir con tus amigos y familiares”. Así, por ejemplo, se produce el caso en el que un visitante intenta abrir un caño como si estuviese intentando tocar una lámpara.

El suelo de esta casa apunta hacia el cielo y el techo hacia el piso. Para los caminantes de la zona, evidentemente, es una rareza: ¿por qué? Hasta que se acercan y descubren que es una propuesta particular, pensada también en términos artísticos: podría considerarse una obra dentro de algún canon.

En declaraciones dadas al BBC News, Tom Dirse, representante de House UK, detalló: “Realmente, entras a la casa a través del techo. Quisimos ser lo más realistas posibles para que cuando tomaran las fotografías los visitantes sintieran que realmente están en el hogar de alguien”. Es decir, ofrecer una experiencia intensa y concreta.

La instalación es propicia para las imágenes por su riqueza interior y por la alteración visual que produce con naturalidad. Acá el sujeto fotografiado no está de cabeza, pero la imagen lo registra como si así fuera. De ahí que sea una atracción para los fanáticos de la imagen y la selfie. ¿A quién no le gustaría tener una fotografía caminando por un techo?

No es la primera vez que una de estas casas toma alguna zona inglesa. En noviembre de 2018, otra casa lo hizo en Bournemouth. Al ser atracciones artísticas que se sostienen a través del tiempo, su interior varía de acuerdo con las estaciones, logrando una experiencia única en cada momento del año. Se estima que la primera de estas casas fue una expuesta en Szymbark, Polonia, en el año 2013.