¿Lavamos o no el pollo crudo antes de cocinarlo?

Hay factores de riesgo que podrían recaer en toda la cocina.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/05/08/el-sexo-oral-puede-causar-cancer-de-nariz/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-08T11:44:29-03:00">mayo 8, 2019</time></a>

¡No hay que lavar el pollo! Así, directo y sin vueltas fue la alerta que envió desde su cuenta de Twitter el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), que dio por terminado un debate que tiene a detractores y defensores acerca de lavar o no el pollo antes de cocinarlo.

De acuerdo a la agencia gubernamental de protección de la salud, lo que ocurre es que al lavar el ave se pueden propagar microbios a otros alimentos y utensilios de cocina, lo que es potencialmente peligroso. Y pese a que el argumento del organismo de salud estadounidense es claro, el debate no tardó en trasladarse a las redes sociales, puntualmente, sobre cómo tratar al pollo antes de someterlo al fuego de la cocina.

Para algunos, “lo seguirán lavando porque antes de ser puestos a la venta están todos apilados en medio de todo tipo de porquería y en empaques contaminados”. Otros, con cordura, recomendaron lavar todo lo que está sobre la cocina “por las dudas”. Según el CDC, “la intención nunca fue alarmar a la gente” y recordaron que la única y mejor manera de matar todas las potenciales baterias es con el calor de la cocción, que nunca debe ser finalizada antes de tiempo.

Y ampliaron en otro tuit citado por la BBC Mundo: “No se deben lavar ni el pollo, ni otras carnes ni huevos antes de cocinar. Puede propagar microbios por toda la cocina”.

Años atrás, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés) también abordó el tema al recordar que en caso de lavar un pollo, se aumenta el riesgo de propagación de la bacteria “campylobacter” en las manos, la ropa, los utensilios de cocina y la misma superficie donde se trabaja o cocina.

En el caso de los ingleses, la FSA dio a conocer ese comunicado luego de que constatara cinco años atrás que el 44 por ciento de los ciudadanos lavaban el pollo antes de cocinarlo.

El arroz recalentado puede hacerte daño

El arroz es uno de los alimentos más universales y más consumidos en todos los rincones del planeta. Y comerlo recalentado al día siguiente es una practica que, de hacer una encuesta, daría total unanimidad. Sin embargo, ahora advierten que esta práctica puede ser muy dañina para nuestra salud.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en México, ahora advierten que comer arroz recalentado podría ser peligroso para la salud porque según los expertos, recalentarlo “aumenta el riesgo de sufrir enfermedades intestinales”, según recoge el sitio especializado SuMedico.com.

De acuerdo al doctor Sam Crowe, epidemiólogo de la CDC, algunos tipos de alimentos secos, como el arroz y la pasta, contienen una bacteria llamada Bacillus Cereus, la cual genera una toxina que podría reproducirse en el arroz cuando se enfría y se vuelve a calentar, y así lo advierten: “El arroz recalentado es definitivamente uno de los vehículos de alimentos más comunes para la aparición de B. cereus”.

Técnicamente, cuando una cantidad grande de arroz se deja enfriar durante varias horas, las bacterias que son similares a las esporas, pueden germinar y contaminar todo el alimento. Incluso, recalentarlo en un sartén “puede ser mucho más riesgoso, porque no se alcanza la temperatura adecuada para la destrucción de la bacteria dañina”.