Por qué es tan importante dormir más antes de salir de viaje

En vacaciones de invierno, mejor tener en cuenta esto.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/08/02/por-que-es-tan-importante-dormir-mas-antes-de-salir-de-viaje/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-02T12:18:38-03:00">agosto 2, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-02T12:34:52-03:00">agosto 2, 2019</time></a>

Muchos adoran las vacaciones para poder sumar horas de sueño, otros, en cambio, insisten con madrugar. Pero hay algo que no debe ser negociado: antes de salir de viaje se debe dormir más. Así lo asegura un grupo de psicólogos británicos que en plenas vacaciones de invierno es bueno tenerlo en cuenta. La profesional Linda Blair, hasta la fecha autora de siete libros, recomienda sumar horas de descanso los días previos al viaje.

Para la psicóloga, “un factor clave para que surjan peleas en las vacaciones es que la gente está demasiado cansada e irritable para el momento en que tiene que viajar, y muchos creen que por el sólo hecho de estar de ‘viaje’ ya es suficiente como para estar relajados, pero no”. Generalmente uno cree que lo importante es pensar en recuperar horas de descanso en las vacaciones, pero la realidad indica que debe hacerlo antes de emprender las vacaciones.

Cuando esto no se cumple, entra en riesgo lo que se denomina la “fragilidad emocional”. Para la experta, “las vacaciones son un momento del año con un gran potencial para transformarse en una batalla campal. Y, el problema, es que para cuando tenemos las maletas hechas, muchas veces los ánimos ya están caldeados”, explica a la BBC Mundo. “El esfuerzo dirigido a dejar las cosas en orden en el trabajo y la organización del viaje puede dejarnos exhaustos y emocionalmente frágiles”, añade la psicóloga.

Luego, explaya: “Todo el mundo queda tan cansado con los preparativos que empieza el viaje estresado y con pocas horas de sueño, en vez de relajado. La presión, es muy parecida a la que se genera alrededor de la Navidad, en la que se junta toda la familia. Si juntas a varios mamíferos en el mismo sitio, se vuelven agresivos, advirtiendo que es importante para cada uno en unas vacaciones familiares sentir que tiene espacio personal suficiente”.

Blair asegura que “generalmente la gente puede tomarle hasta cuatro días desconectarse de las preocupaciones y el trabajo y entrar en un estado de ánimo más relajado, aunque la creencia es que esto se reduce a apenas se inicia el viaje”. Es por lo mismo que recomienda -más ahora que nunca- evitar discusiones con hijos adolescentes durante las vacaciones, ya que “los padres quieren tener todo planificado y organizar cada minuto del tiempo de las vacaciones”.

A modo de ejemplo, indica: “No tienen por qué siempre ir a ver la catedral. Razones de peleas hay muchas, como desde la falta de conexión wifi, las actividades que quieren hacer cada uno de los integrantes de la familia, o el dinero, uno de los aspectos principales de todas las discusiones que se suceden en el marco de un plan de descanso”.

Leeann Townend, otro especialista, confirma y afirma: “Con mucha frecuencia, el problema es el dinero. Mi pareja dice que quiere unas lindas vacaciones familiares, pero yo tengo que pensar en cuánto va a costar todo y en si podemos afrontar el gasto. Eso causa discusiones”. Muchas familias arrancan el día uno con serias peleas que luego se trasladan al ambiente familiar, al entorno y se extienden por varios días, inclusive, opacando todo el viaje.

Queda claro que no todo se soluciona con dormir más, pero sí está comprobado que si iniciamos nuestras vacaciones “ya descansado y sin sueño” habrá menos tendencia a la pelea y a una conflictiva vivencia familiar justo en tiempo de alegría, diversión y relajación.