El evento vital estresante en el cáncer

La carga emocional de las personas es un factor clave.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/10/04/el-evento-vital-estresante-en-el-cancer/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-04T12:16:20-03:00">octubre 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-04T12:16:21-03:00">octubre 4, 2019</time></a>

Cuando hablamos de cáncer, un aspecto clave es la cuestión mental. Los pacientes diagnosticados con esta enfermedad y quienes se encuentran bajo tratamiento oncológico, pueden presentar problemas psicológicos como alteraciones psiquiátricas, según expuso Humberto Bautista, especialista en el manejo de pacientes con cáncer y psicooncólogo por la Universidad Complutense de Madrid.

De acuerdo con un Estudio del Grupo Colaborativo de Oncología Psicosocial, la carga emocional de un paciente con cáncer puede manifestarse en variadas formas, aunque el 47 por ciento de los pacientes diagnosticados presenta alteraciones psiquiátricas, de las cuales la más común es el Trastorno Adaptativo Mixto Ansioso Depresivo.

Según el especialista, los pacientes al tener el diagnóstico o estar en tratamiento oncológico, se enfrentan al denominado “evento vital estresante, lo que les ocasiona alteraciones, que pueden venir acompañadas de síntomas de ansiedad o depresión”, al tiempo que recordó que las tasas de supervivencia ante cualquier tipo de cáncer son “muy variables”, aunque siempre se ubican por debajo del 100 por ciento.

De esta manera, el impacto psicológico y psiquiátrico puede tener efectos negativos en la calidad de vida de los pacientes. “Los problemas emocionales también tienen maneras complicadas de presentarse, por lo que debe haber una atención integral con un equipo interdisciplinario de especialistas, añadió Humberto Bautista al sitio Su Medico.

Páncreas

Según Thierry Conroy, oncólogo médico y director del Institut de Cancerologie de Lorraine en Nancy, Francia, surgió un nuevo estándar de atención para el adenocarcinoma ductal pancreático no metastásico (PDAC) en aquellos pacientes que se han sometido a resección quirúrgica y tienen un buen estado funcional. Es decir, una sobrevida en quienes sufren cáncer de páncreas.

Tras los tratamientos en este grupo de pacientes, la supervivencia alcanzada con un régimen
modificado de Folfirinox “logró la mejor supervivencia jamás vista con cualquier tratamiento adyuvante. Por primera vez, nuestro ensayo muestra un gran beneficio de la quimioterapia adyuvante FOLFIRINOX sobre la quimioterapia estándar con gemcitabina”.

“Ahora debe considerarse un nuevo estándar de atención después de la resección del cáncer de páncreas en pacientes con un buen estado funcional. La medida de supervivencia con FOLFIRINOX es la mejor que se haya logrado con cualquier tratamiento adyuvante, y hubo un aumento del 15% en la supervivencia a los 3 años”, explicó Conroy, autor principal del estudio.