La increíble deducción de la Universidad de Bostón: el “lavado de cerebro” existe

La investigación fue publicada en la prestigiosa revista Science.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/11/06/la-increible-deduccion-de-la-universidad-de-boston-el-lavado-de-cerebro-existe/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-06T10:19:55-03:00">noviembre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-06T10:19:57-03:00">noviembre 6, 2019</time></a>

Existe y tiene una clara explicación. El denominado “lavado de cerebro” es una realidad y se lleva a cabo cada noche, según los investigadores de la Boston University, que determinaron cómo durante el sueño “la sangre presente en el cerebro deja espacio al líquido cerebroespinal, una sustancia incolora que rodea el cerebro y la médula espinal, regulando la presencia de la sangre en el encéfalo”.

Según la agencia ANSA, la investigación publicada en la prestigiosa revista Science, “es la primera en señalar cómo este líquido del cerebro llega a pulsar durante el sueño”. De acuerdo a los investigadores, estos movimientos están estrechamente vinculados con la actividad de las ondas cerebrales y del flujo sanguíneo. Para Laura Lewis, una de las científicas a cargo, “desde hace un tiempo que existen estas ondas eléctricas de actividad en las neuronas”.

“Pero antes de ahora no nos dábamos cuenta, no lo sabíamos de que en realidad hay también ondas en el líquido cerebroespional”, añadió. Según los investigadores, este trabajo es el generador de toda una serie de nuevas líneas de posibilidades sobre una variedad de trastornos neurológicos y psicológicos que a menudo se asocian a disturbios del sueño, entre ellos el autismo y el Mal de Alzheimer.

Diabetes

Cuando la ciencia apuesta más que nunca al desarrollo de nuevas drogas para combatir cada vez más enfermedades, ahora la nueva esperanza para controlar la diabetes en los pacientes llega de la mano de la biología sintética, es decir, sin la necesidad de utilizar medicamentos. Así nacen las primeras fábricas de insulina sintética que hasta la fecha ya fueron experimentadas con éxito en ratones.

¿Sin medicación? Sí, hablamos de células pancreáticas diseñadas y construidas en un laboratorio, que se activan con la luz para producir insulina en una cantidad suficiente para controlar la glucosa en sangre sin medicamentos. Publicado en el último número de la revista Acs Synthetic Biology, el resultado es el fruto del increíble trabajo del grupo de la Universidad Tufts coordinado por Emmanuel Tzanakakis.

“Es un resultado fantástico, porque desde hace décadas se busca modular la insulina de modo dependiente de la glucosa. Hasta ahora se había probado superar las inyecciones a través de máquinas inteligentes de ingeniería biomédica, pero este estudio abre la posibilidad de alcanzar tal objetivo de un modo aún más inteligente, es decir de modo biológico”, aseguró Alessandro Quattrone.