“Es cierto que, en el caso argentino, un acuerdo es un cuerpo extraño”

El conductor del programa radial Cada Mañana, Marcelo Longobardi, en su editorial matutina, hizo un recorrido por los temas más importantes de la agenda nacional y se mostró esperanzado con la posibilidad de que el acuerdo entre diversas facciones políticas tenga éxito. “Ojalá de esto salga algo que tenga que ver con nosotros los argentinos y no con ellos los dirigentes políticos”.

“El viernes pasado se conoció un documento del Gobierno incluyendo diez puntos muy básicos con el propósito de conseguir consensos con los candidatos”, dijo al iniciar con las noticias nacionales y agregó: “Esto generó de todo, empezando porque el propio presidente Macri se puso al frente de las gestiones”.

Inmediatamente después resaltó que Sergio Massa y Roberto Lavagna se mostraron reacios a participar de esta mesa de diálogo que impulsó el oficialismo. Por su parte, el líder del Frente Renovador había dicho que el Gobierno quiere que toda la clase política se haga cargo del fracaso de la gestión de Cambiemos. Fue Rogelio Frigerio el agente que informó esta nueva iniciativa y no descartó que haya un encuentro entre Mauricio Macri y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Por otro lado, Longobardi vislumbró que empresarios y líderes religiosos están entusiasmados con la nueva propuesta del Gobierno. A pesar de los esfuerzos de Cambiemos, para el periodista, hubo un político que complicó un poco el desarrollo de esta mesa de diálogo, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien busca ampliar la coalición oficialista. “Jaime Durán Barba insistió mucho con que los acuerdos y los consensos afectaban la identidad del PRO”, destacó.

Luego de la descripción de este panorama, les habló directamente a los políticos: “Les quiero recordar a las partes que están en discusión que los acuerdos no son sobre ellos, son sobre nosotros. A nosotros los argentinos nos importa poco lo que les pasa a ellos”. Además, admitió que la política argentina está caracterizada por los encontronazos. “Es cierto que, en el caso argentino, un acuerdo, un diálogo, un café, es un cuerpo extraño en un organismo político que está muy inclinado al conflicto”, especificó.

Para Longobardi la necesidad de establecer acuerdos es indispensable. “La Argentina es un país que necesita, por lo menos, que hablen. No puede ser que no haya diálogo entre el presidente Macri y el doctor Lavagna, entre Lavagna y Urtubey”, cuestionó y agregó: “Estamos hablando de acuerdos muy básicos. Estamos hablando de no defaultear o de respetar las relaciones internacionales o que el Banco Central debe ser independiente”.

Entre los diez puntos del proyecto de país que planteó el Gobierno se encuentra la necesidad de llegar a un equilibrio fiscal, la integración de Argentina al mundo, algunas modificaciones en la legislación laboral, rebajar los impuestos, consolidar el sistema federal y el previsional. Pero el principal es cumplir con las obligaciones con los acreedores, es decir, pagar la deuda que contrajo el Gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario internacional.

<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/06/es-cierto-que-en-el-caso-argentino-un-acuerdo-es-un-cuerpo-extrano/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-06T11:45:52-03:00">mayo 6, 2019</time></a>