“Cristina fue la consolidación de la grieta entre unos y otros”

Así lo aseguró un reconocido analista político
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/25/cristina-fue-la-consolidacion-de-la-grieta-entre-unos-y-otros/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-25T17:58:24-03:00">mayo 25, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-26T01:33:05-03:00">mayo 26, 2019</time></a>

Esta tarde el analista político Raúl Timerman hizo un análisis acerca de la “grieta” entre kirchnerismo  y anti-kirchnerismo y la percepción que los argentinos tienen sobre este tema. “Como todo dirigente político que lidera un partido de masas, como es el caso de Cristina, despierta sentimientos de amor y odio” lanzó en primer término.

En una entrevista concedida a Radio Del Plata, el especialista dio su visión acerca del kirchnerismo y lanzó una fuerte declaración: “Cristina tuvo más grieta que Néstor, ella fue la consolidación de un proceso en el cual se produjo una división de aguas entre los que estaban de un lado y los que estaban del otro”.

Luego, Timerman expuso que esa tendencia solamente antikirchnerista fue variando durante la gobernabilidad del presidente. “Poco a poco, fue creciendo algo que era ni lo uno ni lo otro luego de que Macri ganara las elecciones. Al principio mucha gente decía ‘Cristina no’ pero a medida que Macri comenzó a gobernar empezó a decir también ‘Macri tampoco’. Entonces, ahora tenemos gente que quiere a uno o al otro y gente que no quiere a ninguno”.

En ese sentido, destacó que “Macri y Cristina son uno solo entre los que no quieren a ninguno de los dos. Agregó además que “en el medio hay muchos dirigentes políticos y el espectro está amplio”. También se tomó el tiempo para clasificar los diversos estilos peronistas actuales: “existe desde un peronismo muy PRO, estilo Urtubey, a un peronismo más ortodoxo y conservador tipo Pichetto y hasta un peronismo más moderno y pragmático tipo Massa”.

Para el especialista, todas esas figuras juntas del peronismo podrían hacer un gran partido político para ser competitivos en las elecciones pero resaltó que la desunión les impide consolidar una fórmula política. “A pesar de que todos juntos podrían ser una alternativa para ir a un balotaje en lugar del oficialismo, ninguno es capaz de consolidar el voto de los otros (Cambiemos y el kirchnerismo)”.

Consultado sobre si la decisión de la expresidenta de bajarse de la candidatura presidencial y colocar la figura de Alberto Fernández en ese lugar podría generar un cambio en aquellos votantes que no son afines al kirchnerismo, el analista político fue tajante: “Por el momento no. Va a ser fundamental el movimiento político y el caudal de votos que pueda recolectar, en este caso, Alberto Fernández”.

Con ese contexto, para el especialista, al espacio kirchnerista no le queda otra que formar acuerdos y alianzas con otras fuerzas políticas. Teniendo en cuenta esto, detalló que es fundamental un acuerdo con Massa. “Para que el acuerdo con Massa sea creíble primero tienen que comenzar las reuniones entre el equipo de Massa con el equipo de Alberto y de Unidad Ciudadana”.

Timerman resumió que para que esto suceda será clava trabajar sobre un programa político que lleve a un acuerdo entre ambas fuerzas. “El acuerdo válido no es el de los puestos, el acuerdo válido es sobre los objetivos de Gobierno. Cristina fue muy clara: ‘acá no se trata solo de una alianza electoral necesaria para ganar las elecciones, sino que a partir del 10 de diciembre tiene que haber una alianza de Gobierno porque vamos a encontrar el país en una situación muy complicada’, si se entiende eso avanzará una alianza entre ambas fuerzas políticas” cerró el analista.