Indagaron al boxeador que Marcelo D’Alessio tenía como guardaespalda

Se trata de Mariano Díaz Strunz, quien está señalado de integrar la asociación ilícita comandada por el falso letrado.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/31/indagaron-al-boxeador-que-marcelo-dalessio-tenia-como-guardaespaldas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-31T11:35:25-03:00">mayo 31, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-31T11:36:16-03:00">mayo 31, 2019</time></a>

Mariano Díaz Strunz, el guardaespaldas del falso abogado Marcelo D’Alessio, se presentó el pasado jueves ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, para declarar en la causa de espionaje ilegal. De 37 años y con 1.90 metros de alto y 1003 kilos, este hombre de ascendencia alemana que supo ser boxeador profesional de peso pesado, está acusado de formar parte de la banda del letrado que realizaba operaciones ilegales.

“El Alemán” fue indagado por el magistrado al ser sospechado de haber sido partícipe de las asociación ilícita integrada también por los excomisarios bonaerenses Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, el exespía Rolando Barreiro y el fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone. Según se estableció, el guardaespalda acompañó a D’Alessio en varias de sus operaciones de inteligencia que después derivaban en extorsión.

Ramos Padilla comenzó a investigar la participación del boxeador dentro de la organización delictiva despues de que Gonzalo Brusa Dovat, exdirectivo de PDVSA, lo identificara como guardaespaldas del falso abogado. Según lo declarado, El Alemán habría estado presente cuando D’Alessio lo llevó a dar testimonio ante el fiscal federal Carlos Stornelli, en lo que después se consideró una maniobra de extorsión.

Además de la indagatoria a Díaz Strunz, Ramos Padilla también escuchó las declaraciones del aduanero Carlos Liñari, un importador acusado de haber “participado de una organización ilícita dedicada al espionaje ilegal en los ámbitos político y judicial, que perjudicó a Pablo Barreiro, Palomino Zitta y Saturnino Costas”.

El guardaespaldas del falso abogado no fue siempre un hombre dedicado a la seguridad de las personas, años atrás se ganaba la vida como boxeador. Nacido en Villa María hace 37 años, Díaz Strunz disputó su última pelea contra el ucraniano Oleksandr Zakhozhyi en la ciudad alemana de Karlsruhe. A pesar de su entrenamiento y sus dimensiones, el devenido guardaespaldas fue derrotado por knock out técnico en el cierre del octavo round.

Mientras tanto, uno de los últimos avances de la causa llegó de parte de la empresa celular Movistar, desde donde, según informó El Intransigente en su momento, confirmaron que uno de los números telefónicos que se encontraron en el celular de Marcelo D’Alessio, y con el que mantenía chats y conversaciones, pertenece efectivamente a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La causa por espionaje y extorsión comenzó a principios de febrero, después de la denuncia del empresario agropecuario Pedro Etchebest, quien acusaba a D’Alessio de pedirlo una suma de dinero con el objetivo de no involucrarlo en la causa conocida como “cuadernos”. En este marco se investiga la relación entre empresarios y funcionarios del Gobierno anterior, y es investigada por el fiscal Carlos Stornelli.