Luis D’Elia: “La elección no tiene que ser para desencontrarnos y profundizar rivalidades”

El dirigente político habló desde el penal de Ezeiza y elogió a Alberto Fernández, con quien estuvo enemistado mucho tiempo. "La cárcel te hace pensar mucho", reconoció.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/06/07/luis-delia-la-eleccion-no-tiene-que-ser-para-desencontrarnos-y-profundizar-rivalidades/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-07T16:12:50-03:00">junio 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-07T18:30:37-03:00">junio 7, 2019</time></a>

El dirigente político Luis D’Elia,se refirió a la designación de Alberto Fernández a la candidatura a presidente por el peronismo y consideró que fue “una salida muy inteligente y generosa” por parte de Cristina Fernández de Kirchner. Asimismo, remarcó que la cárcel es un lugar para “reflexionar” los errores propios y manifestó que las elecciones no deben ser un espacio para “profundizar rivalidades”.

El referente social brindó una entrevista al programa “Y ahora quién podrá ayudarnos” que conduce Ernesto Tenembaum en Radio Con Vos, y mostró una faceta muy distinta a la que se conoce habitualmente. D’Elia se encuentra detenido en el pabellón B del penal de Ezeiza desde el 25 de febrero de 2019, por la toma de la comisaría 24 de La Boca, ocurrida en el año 2004.

En ese marco, recordó su enemistad con Alberto Fernández y reveló que tuvo un acercamiento con él durante 2018, donde mejoraron la relación: “Yo sentía que no podía ser que en el movimiento nacional popular y democrático sea imposible dialogar entre quienes estamos parados en veredas ideológicas que a veces rozan lo antagónico”, destacó.

“Alberto es un tipo de mucho oficio, es un tipo que sabe. Tiene una mirada de centro derecha de algunas cosas, y creo que fue una salida muy inteligente y muy generosa de Cristina. Ella sabe que los tiempos que vienen tienen que ser tiempos de unidad y articulación. Tienen que ser tiempos de resolver problemas potentes: nos quedamos con un endeudamiento espantoso que nos dejó este Gobierno, que además la mayoría fue a parar a la fuga”, agregó.

En ese sentido reconoció que tuvo muchos encuentros con Alberto Fernández y destacó la “tolerancia” del precandidato para hablar con distintos sectores políticos: “Si queremos ser un país vamos a tener que hacerlo entre todos. Vamos a tener que construir un diálogo que nos permita progresar, encontrar un modelo de desarrollo. Ver de qué manera entre todos construimos una Argentina que es inmensamente rica”.

Asimismo, reconoció un cambio en su manera de pensar la situación en Argentina: “La cárcel te hace pensar mucho, es un lugar donde uno también tiene que reflexionar sobre los propios errores y yo he sido toda mi vida un tipo muy de confrontar, porque en este país los pobres la única salida que teníamos era la confrontación”.

“Yo estoy en la cárcel porque hay un cable el cable 1.222 de Wikileaks. Son 5 mil los cables del capítulo argentino, y en el cable 1.222 de Wikileaks, la embajada de Estados Unidos le pide a (Mauricio) Macri mi detención. Y yo estoy detenido. Yo no tengo bronca contra Macri, ni me parece que la salida sea la venganza ni los odios”, explicó.

Por último, consideró que debe haber “un proyecto único de país” y pidió que “nunca más haya una guerra” entre los argentinos: “Alberto es un tipo que sabe dialogar con el poder que tiene oficio y que hoy encarna junto a Cristina la esperanza de millones de argentinos, de encontrar un camino distinto”.

“Alberto puede ser un gran aporte en este momento donde hay que cerrar heridas sin claudicar en el sueño de una sociedad más justa e igualitaria”, expresó y agregó: “Creo que ni siquiera la elección tiene que ser para desencontrarnos y profundizar rivalidades, creemos que hay que hace una elección con propuestas, poniendo nuestros mejores hombres y mujeres en todo el país, y tenemos que tratar de construir un país para todos, donde entren todos y donde para un argentino no haya nada mejor que otro argentino”.