“Se superó la clásica dicotomía peronismo-antiperonismo, porque peronismo hay en todos lados”

El periodista Marcelo Longobardi, junto al director de Poliarquía, Alejandro Catterberg, advirtió que la conformación de las listas presidenciales no pronostica un enfrentamiento dentro de los diversos espacios. “Por el momento no hay ninguna primaria verdadera porque dentro de los frentes nadie compite con nadie, con excepción de que ocurra eventualmente una competencia entre Alberto Fernández y Sergio Massa“, aseguró el conductor del programa radial ‘Cada Mañana’

De acuerdo con su análisis, la dinámica de la política argentina tiende a una polarización de las elecciones entre el kirchnerismo y el macrismo. Sin embargo, Longobardi especificó que hay elementos distorsivos generados por los espacios que se posicionan como tercera opción a la grieta. “Es el caso de la fórmula de Lavagna con Urtubey o el caso de Espert”, argumentó. Además, agregó que esta semana se definirán las elecciones en Santa Fe, Formosa, San Luis y Tierra del Fuego.

“Aparece también un elemento importante, la provincia de Buenos Aires como no tiene segunda vuelta hay incertidumbre respecto a la gobernadora María Eugenia Vidal. En el caso de que la fórmula Fernández – Fernández gane en la provincia de Buenos Aires y arrastre a su candidato Kicillof podría ganarle a Vidal en primera vuelta, con excepción de que la gente corte la boleta y vote Fernández – Fernández con Graciela Camaño“, explicó Longobardi sobre una de las provincias más importantes de Argentina.

Por su parte, Alejandro Catterberg, reconoció que la estrategia de Mauricio Macri, de incorporar al peronista Miguel Ángel Pichetto le dio “un giro significativo” a su espacio. Su visión de cómo conformar una coalición de Gobierno se amplió y le abrió paso a uno de los partidos más criticados durante su gestión. “Lo que refuerza lo ocurrido estas últimas horas, tiene que ver con la polarización que se venía dando muy marcadamente antes de la designación de Pichetto”, aseguró.

La dilución de Alternativa Federal hizo que el escenario electoral afiance su enfrentamiento entre las dos fuerzas antagónicas y con mayor caudal de votos del país, Unidad Ciudadana y Cambiemos. En este sentido, Catterberg remarcó que el Partido Justicialista está teniendo una crisis importante. “De a poco el sistema bipartidista se está reconstruyendo con un polo de centro derecha y otro de centro izquierda”, expresó.

Este fenómeno se originó luego de que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner incorporara a Alberto Fernández en la fórmula presidencial de la oposición. La exmandataria relegó su poder y se convirtió en vicepresidenta para darle paso al exjefe de Gabinete como candidato a presidente, que posee un perfil más dialoguista. Mauricio Macri no se quedó atrás y decidió utilizar la misma carta. Miguel Ángel Pichetto le dará más amplitud de votos. Los partidos que conforman la grieta política demuestran tener un grupo de funcionarios heterogéneos, con diversas orientaciones ideológicas.

“Lo que se empieza a diferenciar, y va a ser más notable en caso que Macri gane la elección, es que el peronismo se va a ordenar en torno a ejes de políticas públicas y posicionamientos ideológicos”, determinó Catterberg. Inmediatamente después, el conductor de radio, Marcelo Longobardi intervino y dijo: “Esta elección supera a la clásica dicotomía peronismo antiperonismo, porque peronismo hay en todos lados”.

<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/06/13/se-supero-la-clasica-dicotomia-peronismo-antiperonismo-porque-peronismo-hay-en-todos-lados/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-13T10:58:35-03:00">junio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-13T11:01:19-03:00">junio 13, 2019</time></a>