“Antes, la mercadería del día anterior se regalaba, hoy la vendemos”

Las panaderías denuncian cómo fueron afectadas luego de los fuertes aumentos en las harinas.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/06/antes-la-mercaderia-del-dia-anterior-se-regalaba-hoy-lo-vendemos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-06T20:30:39-03:00">agosto 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-06T21:37:56-03:00">agosto 6, 2019</time></a>

Con las angustiantes cifras que arroja día a día la economía durante la gestión de Mauricio Macri y tras conocerse el dato de que la harina ha aumentado un 360% desde que Cambiemos llegó al poder, Gastón Mora, del Centro de Panaderos de Avellaneda, relató la difícil situación que atraviesa su sector y contó: “Antes, la mercadería del día anterior se regalaba, hoy la vendemos”.

Mora contó este martes que “lamentablemente han llevado el oficio del panadero a ser economista, pasamos de ser panaderos a economistas, hay que hacer malabares con las tarifas, las cargas sociales. En la gestión de Macri tuvimos más de 1200 panaderías cerradas, 9000 trabajadores en la calle, 12000 en todo el país, 350 en la provincia”.

“Salen en los medios a decir que van a ayudar para que la gente acceda al pan, por otro lado no hay subsidios a la industria panaderil”, contó, y dio su parecer sobre lo que ocurrirá en las elecciones: “Es impensable que Macri reelija, un Gobierno que durante todo su período especuló dándoles ganancias a las grandes molineras a las que no les puso ningún control”.

En ese sentido, el referente bonaerense denunció que desde el Gobierno nacional “permitieron que mandaran la harina afuera en lugar de dejarla para el pan de los argentinos. Los servicios son una bicicleta, pagás una cosa y dejás de pagar otra, si no debemos al proveedor, venimos haciendo malabares”.

“Nosotros con el Municipio de Avellaneda y con la secretaria de comercio de Ferraresi planteamos la problemática, en muchos barrios de emergencia la gente no podía acceder al pan, hablamos con empresarios que donaron la materia prima, se hizo y se sigue haciendo, le llevamos un pan de $40 a la gente, eso lo hacen los movimientos sociales, se encargan ellos”, contó.

Mora, además, detalló diferentes aspectos del sector que se evidenciaron con la presente crisis económica: “Antes, la mercadería del día anterior se regalaba, hoy la vendemos, todo para cubrir los costos. Hoy el pan es como los cigarrillos en un kiosco, tenemos un margen de ganancia del 15 por ciento para que la gente entre y vea si lleva alguna otra cosa”.

Este martes también hubo otras denuncias contra el actual modelo. Rubén Giovanini, secretario general de la Mesa Nacional de Jubilados y Pensionados de Argentina, detalló que “al jubilado hoy se lo tiene como un sobrante de la sociedad al que hay que atender si se puede. Hace unos años, el presidente fue consultado por Mirtha Legrand y no sabía cuánto ganaba un jubilado, eso fue el puntapié inicial de una política de desamparo de los jubilados en Argentina. Desde la devaluación, en un año, los jubilados perdieron 180 dólares por mes”.