“¿Qué pasa cuando los mercados quieren una cosa y los votantes quieren otra?”

El periodista Marcelo Longobardi emitió una editorial en donde analizó los tres problemas de la política argentina que hacen desconfiar a los actores económicos.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/14/que-pasa-cuando-los-mercados-quieren-una-cosa-y-los-votantes-quieren-otra/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T12:32:22-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T12:32:23-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

El periodista Marcelo Longobardi emitió una nueva editorial, en su programa Cada Mañana de Radio Mitre, en donde señaló como principal problemática el hecho de que los mercados quieran a determinado candidato y los votantes a otro. Así, tras preguntarse cómo se soluciona esta situación, explicó cuales son los tres problemas que la política argentina arrastra desde hace años, uno de los cuales sería el que generaría desconfianza en el sector internacional.

“Seguramente la explosión que hubo en los mercados en la Argentina y sus derivaciones,que son en el plano de la economía real absolutamente inevitables, obedece a múltiples factores no a uno”, expuso al principio. En esa línea, señaló que “una, sin lugar a dudas, es que el viernes pasado los mercados se habían comido un enchufe. Los mercados se sobre giraron creyendo que pasaba una cosa y paso otra”.

“Otro elemento que se conecta es que la economía argentina no estaba bien, ya en junio habíamos visto cifras complicadas de caída de la actividad”, continuó, “el hecho de que tengamos enfrente una crisis política también tiene que ver. Esta situación de vacío de poder influye en los mercados, siendo los mercados somos todos”. Asimismo, reconoció que “sin duda, la desconfianza de los actores económicos en general y de los mercados financieros en particular, respecto del kirchnerismo, es un elemento que también juega un papel significativo”.

Sin embargo, remarcó que no sabe “si los mercados desconfían particularmente de la figura de Alberto“, de quien destacó que “tuvo un comportamiento razonable una vez que se convirtió en el favorito para ganar las elecciones”. “La política argentina está organizada, en estos últimos años, alrededor de tres conflictos y esos tres conflictos están aun vigentes”, explicó y señaló que “el primero es el conflicto entre la señora Kirchner y Macri“.

“Un segundo conflicto que esta vigente es dentro de Cambiemos. Hoy los radicales le están pidiendo a Macri que tire la toalla y negocie con Alberto”, expuso y presentó como tercer conflicto el que se da dentro del peronismo. “El peronismo es ahora unido, con excepción de Urtubey”, remarcó pero aseguró que se trata de “una bolsa de gatos, un conjunto de gente que tiene visiones diferentes, perspectivas distintas, intereses contrapuestos”.

“Me parece que en este punto puede erradicar en parte la reacción adversa de los mercados, porque se puede genera un conflicto futuro entre un eventual Alberto, que en conjunto con algunos gobernadores pueda mantener un país medianamente sensato, y un conjunto de forajidos que está festejando en la cárcel”, indicó y advirtió que, de los tres, este problema sería el que podría “tomar una envergadura significativa de aquí en adelante”.

“La ecuación que se termina de complejizar es ¿Qué pasa cuando los mercados o los actores económicos quieren una cosa y los votantes quieren otra?”, remarcó como el tema central de los problemas actuales por los que se encuentra transitando argentina y concluyó: “Tenemos claramente a actores económicos que pretenden una cosa y votantes que con todo derecho del mundo hasta con razón, votan otra”.