Futuras mamás: las graves consecuencias de no tomar ácido fólico

Hoy, Google recuerda con su doodle a la hematóloga inglesa Lucy Wills, la investigadora médica que descubrió el ácido fólico tras un viaje a la India luego de estudiar medicina, para investigar una anemia potencialmente mortal que afectaba gravemente a las trabajadoras textiles embarazadas en Bombay.

Gracias a su capacidad, y analizando la nutrición como causa principal, descubrió lo que se conoció como el “Factor de testamentos”, luego de que un mono de laboratorio expresó mejoras en su salud tras alimentarse con el denominado desayuno británico «Marmite», un extracto de levadura. Tiempo después se comprobó mediante otras investigaciones que el factor era el ácido fólico, que hoy es recomendado en todo el mundo a las mujeres que quieren buscar un hijo para tomarlo antes y durante el embarazo.

Ante esto, y aún hoy pese a las redes sociales y el amplio acceso a la información, no todas las mujeres saben de la importancia de tomar ácido fólico antes y durante el embarazo. Pero, de no hacerlo, las consecuencias pueden ser severas.

Las 3 afecciones más importantes

Los defectos del tubo neural son deformaciones congénitas que implican el desarrollo incompleto del cerebro y la médula espinal, como lo explican en KidsHealth.org. Pero esto se previene con la ingesta a diario de ácido fólico antes del embarazo o durante el mismo. De no hacerlo, la mujer y su futuro bebé propician la aparición de los defectos del tubo neural que son los siguientes:

-Espina bífida: cuando la médula espinal y la columna vertebral no se cierran completamente
-Anencefalia: un subdesarrollo grave del cerebro
-Encefalocele: cuando el tejido cerebral sobresale hacia la piel a través de una abertura en el cráneo

Todas estas deformaciones son muy graves y se desarrollan durante los primeros 28 días de embarazo, tiempo en el que la mujer lógicamente aún no sabe de su embarazo en curso. Por eso es muy importante que todas las mujeres en edad de maternidad ingieran ácido fólico; no sólo aquellas que están intentando quedar embarazadas. Sino antes también.

La mitad de los embarazos no son planeados, por lo que toda mujer que pudiera llegar a quedar embarazada, debería asegurarse de tomar suficiente ácido fólico. Y eso un médico debe recetarlo con anterioridad.

Aún no está claro por qué el ácido fólico tiene un efecto tan grande en la prevención de los defectos del tubo neural. Pero los expertos sí saben que es vital para el desarrollo del ADN. Por lo tanto, el ácido fólico desempeña un papel importante en el crecimiento y desarrollo de las células, así como en la formación de tejidos, señalan en KidsHealth.org.

¿Cómo tomar el ácido fólico?

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos -la FDA, por sus siglas en inglés- obliga a los productores de alimentos a agregar ácido fólico a sus productos de cereales fortificados, de tal manera que puede ser ingerido al comer cereales, panes, pastas y arroz que contienen el 100% de la porción diaria recomendada de ácido fólico.

Sin embargo, para la mayoría de las mujeres, esto no es suficiente con lo cual un profesional médico puede recetar un suplemento de vitaminas para alcanzar los niveles diarios recomendados. Durante el embarazo, esto es esencial y no debe ser pasado por alto.

Tomar ácido fólico brinda al cuerpo de la mamá y al de su bebé, un refuerzo de vitaminas y minerales que no lo logra otro tratamiento. Y si hubo antecedentes de problemas en el tubo neural, seguramente el médico a cargo recetará dosis mucho más altas de ácido fólico para la futura madre.

<a href="https://elintransigente.com/salud/2019/05/10/futuras-mamas-las-graves-consecuencias-de-no-tomar-acido-folico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-10T10:32:58-03:00">mayo 10, 2019</time></a>