Billetes versus tarjetas: ¿cuáles tienen más bacterias?

A menudo nos preguntamos si todo lo que tocamos está tan sucio como creemos. Por ejemplo, al manipular dinero, tarjetas de crédito o débito, un plato con maní en un bar o el sostén al subir la escalera de un colectivo. En todos lados abundan las bacterias, pero en el día a día, una de las acciones que solemos repetir varias veces es tomar la billetera y tocar un billete o un plástico.

Ahora, un nuevo estudio se ocupó de investigar cuántas bacterias contienen las tarjetas bancarias que solemos utilizar muy seguido y los billetes a los que también recurrimos constantemente. La mayoría respondería que hay más bacterias en el dinero en papel, pero los resultados son contundentes: las tarjetas acumulan más bacterias, inclusive que en los pasamanos del subte.

Para determinar cuántos microbios habitan en estos elementos, investigadores del LendEDU examinó 41 tarjetas y dinero en efectivo, entre más de 25 tipos de billetes y 12 monedas diferentes. Los resultados fueron sorprendentes porque a pesar de la creencia general, los gérmenes en los plásticos son abrumadores.

Según los investigadores, al hacer comparaciones, las tarjetas son más sucias incluso en comparación con los pasamanos de un subte o el puño de una bicicleta común y corriente. En términos numéricos, la tarjeta bancaria más sucia alcanzó una marca de 1206 en un puntaje de gérmenes.

Para graficar mejor de qué hablamos, para que una superficie sea considerada “higiénica” como en un local de comida, ésta debe tener un puntaje por debajo de 10. Es más, un baño público en Nueva York apenas alcanza a mitad de gérmenes que un plástico. Pero lo más sorprendente sobre todo si uno debiera adivinar, es que la tarjeta de crédito tiene más bacterias que la de débito.

En la Universidad Queen Mary de Londres, otras investigaciones concluyeron que 1 de cada 10 tarjetas de crédito contiene una gran cantidad de microbios y restos de excremento, es decir, materia fecal. Si bien hay gente que es fóbica a estas cuestiones, la única y principal medida de prevención es, siempre, el correcto lavado de manos.

Lavado de manos

Cuando hablamos de prevenir enfermedades, el primer eslabón de la cadena es, precisamente, la higiene y la anticipación a un posible problema a través de la prevención. En todo centro de salud, existe un protocolo clave, determinante y que no todos cumplimos y ni siquiera estamos al tanto: el lavado de manos.

En los hospitales no hay persona, familiar o acompañante que no se lave las manos antes de visitar al paciente. Obviamente, los enfermeros y médicos igual, pero no se trata de un simple lavado de manos, sino de un protocolo internacional que debe ser respetado siempre en todo nosocomio.

Según asegura la Organización Mundial de la Salud, la principal vía de transmisión de gérmenes durante la atención sanitaria son las manos. “En el mundo, el porcentaje promedio de adhesión en centros de salud es del 50%, y en el Hospital se logró una adhesión del 70% a los cinco momentos del lavado de manos”, destaca la Fundación Garrahan.

En la web de la fundación, amplían dicha cuestión: “En todo el mundo, actualmente, miles de personas mueren por día a causa de infecciones contraídas mientras reciben atención sanitaria. La higiene de manos, tanto para cualquier profesional de la salud como para cualquiera de todos nosotros, demanda 30 segundos si hablamos de alcohol en gel y unos 60 segundos si se trata de agua y jabón. Un hecho tan simple como este, aplicado en forma constante y disciplinada, salva vidas”.

La supervisora en control de infecciones del Servicio de Control Epidemiológico e Infectología del GarrahanElena Andión, es tajante: “Hay un hecho clave para entender la importancia de este tipo de higiene en los profesionales de la salud: las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes durante la atención sanitaria y su higiene es la medida más importante para evitar y prevenir la transmisión de gérmenes perjudiciales y las infecciones asociadas a la atención sanitaria. “No realizar la higiene de manos en todos los momentos definidos con calidades estándares representa un error médico”.

El “simple” lavado de manos tiene como objetivo, además, prevenir enfermedades intrahospitalarias en médicos, enfermeros y todo profesional de la salud que circula en las unidades de cuidado intensivo. Estas infecciones hospitalarias como las bacteriemias están asociadas a catéteres venosos centrales, y una persona que contrae una infección la obliga a permanecer entre 15 y 30 días más, como mínimo, en una internación.

Los 5 momentos del lavado de manos

1- Antes de tocar al paciente

Para proteger al paciente de la colonización (y, en algunos casos, de la infección exógena) de gérmenes nocivos presentes en sus manos. ¿Cuándo? Limpie sus manos antes de tocar a un paciente y cuando se acerque a él.

2- Antes de realizar una tarea limpia/aséptica

Para evitar que gérmenes perjudiciales, incluidos los del paciente, infecten el organismo de éste. ¿Cuándo? Lave sus manos inmediatamente antes de tocar algo que pueda generar un riesgo grave de infección del paciente (por ejemplo, una membrana mucosa, piel dañada, un dispositivo médico invasivo).

3- Después del riesgo de exposición a líquidos corporales

Para protegerse de la colonización o infección de gérmenes nocivos del paciente, y para evitar la propagación de gérmenes en las instalaciones de atención sanitaria. ¿Cuándo? Lávese las manos en cuanto finalice cualquier actividad que entrañe riesgo de exposición a fluidos corporales (y después de quitarse los guantes).

4- Después de tocar al paciente

Para protegerse de la colonización de gérmenes del paciente, y para evitar la propagación de gérmenes en las instalaciones de atención sanitaria. ¿Cuándo? Lave sus manos cuando termine la visita al paciente.

5- Después del contacto con el entorno del paciente

Para protegerse de la colonización de gérmenes del paciente que pudieran estar presentes en superficies/objetos de sus inmediaciones, y para evitar la propagación de gérmenes en las instalaciones de atención sanitaria.

<a href="https://elintransigente.com/salud/2019/05/30/billetes-versus-tarjetas-cuales-tienen-mas-bacterias/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-30T12:24:16-03:00">mayo 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-30T12:36:53-03:00">mayo 30, 2019</time></a>