Es amor lo que sangra: nueva campaña del Ministerio de Salud

Esta iniciativa busca concientizar sobre la importancia de la donación de sangre.

En su cuenta de Twitter, el Ministro de Desarrollo Social de la nación, Daniel Arroyo, publicó un video bajo el marco del “Día Mundial del Donante de Sangre”. En el mismo se encuentran los exintegrantes de Soda Stereo, que se suman a la campaña nacional “Es amor lo que sangra”. Esta iniciativa, del Ministerio de Salud, impulsa la concientización sobre la importancia de la donación voluntaria de sangre.

Teniendo en cuenta, el contexto actual de la pandemia y la cuarentena, el Ministerio de Salud lanzó una campaña llamada “Es amor lo que sangra”. Esta motiva, a los ciudadanos a donar sangre, de manera voluntaria. El exbaterista, Charly Alberti, y el exbajista, Zeta Bosio, de Soda Stereo se sumaron a la iniciativa. Esta determinación cuenta con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Por el temor al contagio de COVID-19, la donación de sangre se redujo al 80 %  la situación actual en hospitales, clínicas y sanatorios es crítica. El valor de la donación se establece, en que no existe ningún producto capaz de sustituir completamente a la sangre humana. Por esto mismo la donación voluntaria constituye un pilar fundamental, ya que puede garantizar una provisión de sangre de calidad y en cantidad. Se calcula que un donante salva 4 vidas.

En nuestro país se registran, anualmente, 1.400.000 donaciones y se producen 4.000.000 millones de componentes sanguíneos. Aunque en la actualidad aún prevalece la donación de carácter familiar y de reposición, en 2019 la donación de tipo voluntaria y habitual en nuestro país ascendió a un 40 por ciento del total.  El reflejo de esta problemática, ha permitido que año a año crezca la donación voluntaria. En muchos casos, gracias a la modalidad de colectas externas de sangre.

El modelo de donación habitual, por parte de la comunidad sana es más seguro. De esta manera permite organizar adecuadamente el stock de componentes sanguíneos en los bancos de sangre, evitando postergaciones en el tratamiento de los pacientes o el descarte de unidades no utilizadas. Al mismo tiempo, permite a los donantes organizarse para donar periódicamente y con regularidad, sin interferir en sus actividades cotidianas.

Compartir en: