La Justicia autorizó la interrupción de embriones criocongelados de una pareja que ya no quería hijos

Un polémico fallo de la Justicia autorizó a una pareja a interrumpir la crioconservación de embriones. La pareja que acudió a este método para así proceder a la fertilización asistida, lo que les permitió ser padres de dos hijos. Ahora, decidieron que ya no van a volver a ser padres y decidieron terminar con la conservación embrionaria.

De esta forma, el Juzgado de Familia número 7 de La Plata otorgó la autorización para llevar adelante la interrupción solicitada. Los padres, que en razón del tratamiento de fertilización desarrollado, producto del deseo de ser padres, conformaron con la ayuda médica necesaria nueve embriones que fueron crioconservados en la Clínica Procrearte.

Así, según informa diariojudicial.com, la pareja pudo en el año 2014 implantarse tres embriones, lo que trajo como consecuencia el nacimiento de su primer hijo. En el año 2017 nació el segundo hijo de ambos, pero este embarazo fue sin utilización de técnicas de reproducción humana asistida.

En este contexto, ya siendo padres de dos hijos y sin voluntad de ser de nuevo padres en un futuro, solicitaron a la Clínica Procrearte la suspensión de la crioconservación de los seis embriones restantes, la cual les manifiesta la necesidad de una demanda judicial para su cumplimiento en virtud del vacío legal existente en la legislación Argentina.

“En la actualidad existe una ley nacional que autoriza el uso de las técnicas de reproducción humana asistida, un Código Civil y Comercial que aborda su utilización, pero existe una ausencia absoluta sobre cómo se debe proceder ante la existencia de embriones sobre los cuales los entregadores del material genético no quieran más su implementación” expresó la jueza Bigliardi.

En esa línea, la magistrada se apoyó en la ley 26.862, sobre “Acceso integral a los procedimientos y técnicas médico – asistenciales de reproducción médicamente asistidas”, la cual expresa que “toda persona capaz, mayor de edad, puede someterse al uso de Técnicas de Reproducción Humana Asistida, habiendo previamente prestado su consentimiento informado, de acuerdo a los términos de la Ley 26.529”, y que es libremente revocable mientras no se haya producido la concepción en la mujer o la iniciación de alguna de las técnicas permitidas.

También mencionó que el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación “no da respuesta al interrogante sobre el status jurídico del embrión criocongelado, ni sobre el emplazamiento filial de los hijos e hijas nacidas por la utilización de estas técnicas”.

“De no otorgar la o las personas involucradas ese consentimiento no puede procederse a ningún cambio de su situación, es decir que si los embriones se encuentran criocongelados permanecerán en ese estado hasta que su titular exprese su intencionalidad de modificarlo” justificó la jueza.

“La Corte ha señalado que la maternidad forma parte esencial del libre desarrollo de la personalidad de las mujeres. Teniendo en cuenta todo lo anterior, la Corte considera que la decisión de ser o no madre o padre es parte del derecho a la vida privada e incluye, en el presente caso, la decisión de ser madre o padre en el sentido genético o biológico” concluyó la jueza.

<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/05/02/la-justicia-autorizo-la-interrupcion-de-embriones-criocongelados-de-una-pareja-que-ya-no-queria-hijos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-02T12:17:41-03:00">mayo 2, 2019</time></a>