Revocaron un fallo que le permitía a una madre cultivar cannabis medicinal para su hijo

Ocurrió en la provincia de Salta. El niño padece de una enfermedad genética y la madre solicitó el permiso.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/05/03/revocaron-un-fallo-que-le-permitia-a-una-madre-cultivar-cannabis-medicinal-para-su-hijo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-03T13:18:18-03:00">mayo 3, 2019</time></a>

La Justicia de la provincia de Salta revocó parcialmente un fallo que autorizaba a una madre a cultivar cannabis para su hijo, que padece una enfermedad genética. La causa tiene su origen en el reclamo de la mujer que pidió el permiso para poder darle la medicina natural a su niño de seis años.

De esta forma, según diariojudicial.com, los jueces de la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Mariana Catalano y Alejandro Augusto Castellanos, revocaron parcialmente el fallo de primera instancia que había autorizado la acción a la mujer, para que sea llevada adelante en su propia casa.

El niño padece una enfermedad genética llamada Neurofibromatosis NF1, que le fue diagnosticada a los pocos meses de vida y el consumo de esta medicina natural lo ayudaría en mejorar su calidad de vida. Asimismo, el Juzgado Federal N°1 de Salta la había autorizado “a cultivar 12 plantas adultas y 40 plantines sin clasificación sexual de cannabis en la esfera reservada, íntima y privada de su domicilio y para el uso exclusivamente medicinal de su hijo”.

Además, dentro de la decisión del magistrado se encontraba la premisa de que el Estado Nacional debía incluir al menor en el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del uso Medicinal de la Planta de Cannabis, “lo que de aceptarse y una vez que se encuentre en condiciones de suministrar adecuadamente los derivados necesarios para llevar a cabo el tratamiento, deberá ser comunicado al Juzgado a los fines de resolver la cesación de la presente autorización”.

En este sentido, el Estado Nacional apeló el fallo y expresó su disconformidad con la resolución impugnada, señalando que al autorizar a la mujer a que cultive cannabis en el ámbito de su domicilio para consumo de su hijo, “se dejó la producción de aceite de esa planta y sus derivados sin ningún control”.

Asimismo, desde el Estado argumentaron que se trata de un producto que “no cumple buenas prácticas de cultivo y estándares de calidad medicinal exigidos puede tener impactos negativos para la salud”, y que los profesionales tratantes “deben conocer la concentración de THC/CBD químico para evaluar el impacto del tratamiento, sus efectos adversos y las dosis”.

En este escenario, el Tribunal de Alzada recordó que el autocultivo de cannabis con fines medicinales fue debatido recientemente en el Congreso con la sanción de la Ley 27.350, no obstante lo cual el legislador decidió mantener la prohibición establecida en la Ley de Estupefacientes 23.737.

Más allá de la decisión final, los camaristas le ordenaron al Estado Nacional que incluya provisoriamente al menos en el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del uso Medicinal de la Planta de Cannabis, hasta tanto quede firme la decisión de la autoridad competente de admitir o denegar su pedido de inscripción.