Se lanza hoy una nueva convocatoria para el Plan Procrear

Tiene el objetivo de financiar, por medio de un crédito, la adquisición de propiedades, nuevas o usadas.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/06/14/se-lanza-hoy-una-nueva-convocatoria-para-el-plan-procrear/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-06-14T08:54:17-03:00">junio 14, 2019</time></a>

Este viernes, el Gobierno volverá a poner en marcha una nueva fase del Plan Procrear para la compra de viviendas. En esta oportunidad, abarcará propiedades nuevas o usadas, apuntando a la clase media y baja. Se trata de una de las medidas que formaron parte del paquete anunciado meses atrás, que tenían como objetivo estimular el consumo y la venta de bienes durables. La tasa de retorno de estas líneas hipotecarias serán del 7,5% más UVA, es decir que se actualizarán por inflación.

Se estima que este Plan, anunciado a principios de mayo, beneficiará a 10 mil familias. En total, para participar, se deberán cumplir con tres etapas: en principio, la familia que busque la financiación deberá contar de antemano con un ahorro equivalente al 10% del monto total de la propiedad. El Estado, por su ladro, aportará un subsidio no reembolsable de $674 mil y el resto será financiado con una crédito UVA a 30 años. Con este programa se podrá acceder a una vivienda única, familiar y de ocupación permanente.

Quienes estén interesados en postularse deben tener entre 18 y 55 años y podrán empezar a inscribirse a partir de este viernes y hasta el 14 de julio. Además, otro de los requisitos, es contar con ingresos familiares netos y mensuales de entre $25 mil y $87 mil y una antigüedad laboral mínima de un año. Esto se suma a la exigencia de tener el 10% del valor de la casa a adquirir ya ahorrado.

Según se estableció, estos créditos tendrán tasas preferenciales que rondarán los 7,5% y serán otorgados por medio de bancos públicos, tales como el Nación, Provincia o Ciudad. Asimismo, la relación cuota/ingreso no deberá superar el 25%. En cuanto al valor del subsidio, está en relación con el nivel de ingresos de la familia y con el de la vivienda a adquirir; es decir que, a menor ingreso, mayor subsidio será entregado.

Teniendo en cuenta la situación económica y financiera por la que pasa el país, ante una posible elevación sin control de la inflación, el programa ofrece una solución: una cobertura hipotecaria UVA, que representa el 1,5% de la cuota. Según el comunicado en que fueron anunciados los nuevos requisitos y características, “la cobertura se activará cuando el índice de inflación supere en 10% el índice de variación salarial, reintegrando el valor excedente”.

Al momento de asignar los créditos se dividirá el total de los aspirantes en dos grupos: por un lado quienes ganen entre dos y cinco sueldos mínimos, quienes accederán al 70% del cupo de préstamos. Por el otro, a quienes cuyos ingresos vayan desde los cinco hasta los siete sueldos mínimos. Cada familia tendrá asignado un puntaje según la edad del titular, la cantidad de hijos, si es una hogar monoparental, la cantidad de adultos mayores a cargo, los integrantes con discapacidad y quienes se hayan inscripto en ocasiones anteriores.

“Esperamos que con el reordenamiento que estamos viendo de las variables macroeconómicas el programa recupere el ritmo de otorgamiento de créditos que tuvo en el segundo semestre de 2017 y en el primero de 2018”, sostuvo el secretario de Vivienda, Iván Kerr. La vivienda elegida deberá estar a 100 kilómetros del domicilio declarado y su valor deberá ser menor a los 140.000 UVAs, equivale a $5.243.000, es decir, o poco más de USD 117.000.