Científicos del CONICET descubrieron un mecanismo para intervenir la expansión del carcinoma renal

Foto: IbioBA - CONICET

Además, adelantan que en un futuro podría ser utilizado como un marcador para células afectadas y mejorar el tiempo de respuesta.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/07/02/cientificos-del-conicet-descubrieron-un-mecanismo-para-intervenir-la-expansion-del-carcinoma-renal/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-02T08:30:47-03:00">julio 2, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-02T08:30:48-03:00">julio 2, 2019</time></a>

Un grupo de científicos del Instituto de Investigación en Biomédica de Buenos Aires (IBioBA, CONICET – Instituto Partner de la Sociedad Max Planck) y médicos del departamento de Urología y de Patología del Hospital Italiano descubrieron una mecanismo que actúa sobre el carcinoma renal, impidiendo su expansión. Este padecimiento es consecuencia del síndrome de Von Hippel-Lindau, una enfermedad genética que afecta a 1 de cada 36 mil nacidos y predispone a la persona al desarrollo de múltiples quistes y tumores.

Hasta el momento no se había descubierto un tratamiento efectivo para evitar el desarrollo de tumores, sin embargo una detección temprana podía garantizar asesoramiento genético para toda la familia y pautas de tratamiento e intervención con los tumores. A pesar de esto, una posible solución podría ser posible después de que los científicos descubrieran que la proteína RSUME es crucial para el desarrollo de esta patología.

Con su trabajo publicado en la revista de divulgación Cell Death & Disease, María Belén Elguero, becaria pos-doctoral del CONICET en el IBioBA señaló: “RSUME es una molécula que se ve aumentada en situaciones donde hay falta de oxígeno en los tejidos, como ocurre cuando las células malignas se dividen sin control y consumen todos los nutrientes de su entorno. Descubrimos que RSUME está presente en mayor cantidad en presencia de mutaciones del gen de VHL y en el carcinoma renal, donde favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos para alimentar al tumor”.

“Esta molécula podría llegar a ser un marcador de agresividad tumoral en estos pacientes con mutaciones en VHL y nos permitiría manejarlos diferente”, comentó Patricio García Marchiñena, médico del departamento de Urología del Hospital Italiano, en referencia a las posibilidades de investigaciones a futuro que se abrieron al identificar a esta proteína. Actualmente, al monitorearse a las personas con VHL solo se puede seguir el crecimiento del tumor, a menos que este tenga menos de tres centímetros, ya que las chances de metástasis son muy bajas.

“Hoy en día el enfoque es hacer cirugías conservadoras, es decir, quitar la menor cantidad posible de riñón para que la persona no termine en diálisis. Pero con algunos pacientes esto puede ser un riesgo, porque si el tumor es muy agresivo puede dar metástasis antes de que alcance los tres centímetros. Entonces un marcador de agresividad nos permitiría, a partir de una biopsia, determinar qué camino seguir”, agregó Mariana Isola, médica del departamento de Patología del Hospital.

La investigación inició cuando el grupo liderado por Eduardo Arzt hipotetizó que RSUME podría estar sobreexpresada, es decir, aparecer en mayor cantidad, en pacientes con carcinoma renal. Al probar su teoría in vitro verificaron que esta proteína impide que se degrade una molécula, la HIF, que se encarga de intervenir en la formación de nuevos vasos sanguíneos. En esa línea, constataron que los niveles de RSUME estaban relacionados con manifestaciones clínicas graves en aquellos pacientes que se encontraban en estadios avanzados.

Al preguntarse cómo actúa esta proteína, Elguero remarcó que descubrieron “que evita que la proteína producida por el gen VHL degrade a HIF. Y con más HIF en el tumor, entonces más nuevos vasos para que siga creciendo”. “Esto no sólo nos permite establecer la posibilidad de usar RSUME como marcador temprano de agresividad tumoral en pacientes VHL, sino que además prueba que el trabajo conjunto entre investigadores y médicos es fundamental para que los avances lleguen a la posibilidad”, concluyó Eduardo Arzt.