Los sindicatos de taxistas se movilizan contra Uber en tres puntos de la Ciudad

Foto: twitter de taxistas unidos

Reclaman respuestas de parte del Gobierno.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/07/11/los-sindicatos-de-taxistas-se-movilizan-contra-uber-en-tres-puntos-de-la-ciudad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T08:16:34-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-11T09:54:52-03:00">julio 11, 2019</time></a>

La Ciudad de Buenos Aires se prepara para enfrentar otra jornada complicada en cuanto a tránsito a raíz de la protesta contra Uber que los taxistas llevarán adelante en tres puntos claves de la capital. Repitiendo el mismo reclamo que los moviliza desde la llegada al país de la empresa de transporte de pasajeros, los representantes del Sindicato de Peones de Taxis junto al sector empresario encabezarán una nueva manifestación este jueves a partir del mediodía.

La protesta tendrá lugar, en simultáneo, en Corrientes y Agüero, Rivadavia y Jujuy, y Las Heras y Coronel Díaz. Según confirmaron a Crónica, “habrá asambleas en reclamo por la falta de respuesta del gobierno en la resolución de la competencia desleal, el funcionamiento de Uber y otras aplicaciones ilegales e detrimento de los derechos laborales, sin control ni sanciones”. Esta movilización llega después de que el pasado 3 de julio uno de los sindicatos se declarara en estado de alerta tras el atropello de un taxista por parte de un conductor de Uber.

Sin embargo, los reclamos de ilegalidad de los sindicatos contra el servicio que presta la aplicación estaría fuera de lugar ya que, a mediados de mayo y según lo consignó El Intransigente, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ratificó la legalidad de Uber, después de que la fiscalía porteña argumentara que funcionaba de forma ilegal. Además, esta resolución de la Justicia revoca las condenas anteriores impuestas contra la empresa.

El fallo fue firmado por los jueces Sergio Delgado, Jorge Atilio Franza y José Saez Capel el 7 de mayo y, además de liberar a los directivos de Uber del supuesto delito de “uso lucrativo del espacio público sin autorización”, confirmó la absolución por la “violación de clausura”, un hecho que se le había imputado a la compañía por haber continuado prestando servicio pese a que la Justicia había ordenado el bloqueo de la aplicación.

En ese marco, el camarista Delgado estableció que Uber “no usa indebidamente el espacio público, en mi opinión, realizando una actividad lucrativa no autorizada, quien circula conduciendo un vehículo por las calles y avenidas libradas al tránsito automotor, con o sin acompañantes, sean estos conocidos del conductor o pasajeros que con él contrataron el transporte”.

Además, explicó que “está permitido que cualquier conductor transite con su vehículo particular o el que le ha sido encomendado por las calles y avenidas libradas al uso automotor con o sin pasajeros”, por lo que “si algunos conductores lo hacen prestando el servicio público de taxi o de remises, deberán hacerlo con la habilitación y licencias respectivas. Pero de no hacerlo, no estarán usando ilegalmente el espacio público sino infringiendo las normas que impiden tales actividades sin licencia o habilitación”.

Por otro lado, la elección de Uber por encima de los taxis de parte de los usuarios estaría fundamentada no solo con la garantización de seguridad que ofrece la aplicación sino también con los precios. Desde el principio la aplicación online ofrecía una tarifa menor a la de los taxistas, quienes a partir de la semana pasada aumentaron el costo de sus fichas. A partir de julio la bajada de bandera diurna pasó de valer $38,50 a $45,80, y la ficha de 3,85 a $4,58; la bajada de bandera nocturna, mientras tanto, que va desde las 22 y hasta las 6 horas, pasó de los 46,20 a los $54,90 y las fichas de los $4,62 a los $5,49. Asimismo, la ficha de estacionamiento medido, a partir de este sábado, costará $15 dejando atrás los $13 que había empezado a valer desde mayo.