El SENASA comunicó el plan de muestreo del cerebro de animales para prevenir enfermedades

Es en el marco del Programa Nacional de Prevención y Vigilancia de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET).
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/08/12/el-senasa-comunico-el-plan-de-muestreo-del-cerebro-de-animales-para-prevenir-enfermedades/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T11:29:21-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T11:29:22-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), llevará adelante el plan de muestreo de cerebros de animales para el Programa Nacional de Prevención y Vigilancia de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) de los animales. La medida fue comunicada este lunes en el Boletín Oficial, mediante la resolución 974/2019, aprobada con la firma del titular de este ámbito, Ricardo Luis Negri.

Así, respecto a la toma de muestras, deberán ser tomadas teniendo en consideración las especies susceptibles a las EET de los animales. En lo que respecta a la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), “se debe atender a las subpoblaciones de riesgo de acuerdo a lo dispuesto por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)”, explica la medida publicada hoy.

Asimismo, según detalla la resolución, se establecieron las categorías de riesgo de animales bovinos a ser muestreados, teniendo en consideración a los bovinos de más de 24 meses de edad, que manifiesten un comportamiento o signos clínicos compatibles con la EEB; afectados por enfermedades resistentes a todo tratamiento y que manifiesten cambios de comportamiento progresivos.

En este sentido, respecto de animales ovinos y caprinos, se deben tomar muestras de los animales ovinos y caprinos mayores de 18 meses de edad, que cursen patologías con sintomatología compatible con la enfermedad de Scrapie, en caso de haberse descartado otros posibles diagnósticos. En cuanto a otras especies, la medida establece que se deben tomar muestras de aquellas susceptibles que cursen patologías con sintomatología clínica compatible con alguna de las EET de los animales.

De este modo, las pruebas diagnósticas deben ser realizadas en el Laboratorio Nacional de Referencia con sede en el Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas (CICVYA) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y/o en la Dirección General de Laboratorios y Control Técnico del referido Servicio Nacional, de conformidad con los métodos analíticos recomendados por la OIE.

En tanto, por la resolución 901 del 23 de diciembre de 2002 del Servicio Nacional, se creó el Programa Nacional de Prevención y Vigilancia de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET), de los animales en la Argentina, mediante el cual se establecen las acciones de control y vigilancia de las EET de los animales y de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).

“Entre los objetivos generales establecidos por el referido Programa Nacional se encuentra el de mantener y demostrar la condición de la Argentina como país de riesgo insignificante de EEB y libre de las demás EET de los animales”, manifiesta el texto oficial en sus considerandos. De esta manera, desde el SENASA oficializaron las prácticas en relación a los muestreos de cerebros de animales, que servirá para la prevención de posibles enfermedades.