Condenan a Correo Argentino por haber emitido un telegrama de renuncia por error

Un hombre quiso enviar un certificado de enfermedad, pero la empresa se equivocó.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/08/13/condenan-a-correo-argentino-por-haber-emitido-un-telegrama-de-renuncia-por-error/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T12:32:10-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T12:32:11-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

Según un nuevo fallo de la Justicia, Correo Argentino deberá pagarle $130.000 a un hombre por haber enviado un telegrama de renuncia en su nombre en lugar de un certificado de enfermedad. La empresa cometió un error en la emisión del documento, que perjudicó al empleado, por lo que desde el ámbito judicial determinaron que debía resarcirlo.

Según diariojudicial.com, el demandante empezó a trabajar en la empresa el 1 de junio de 1976 como conductor de colectivos contando, al tiempo de los hechos, con más de 36 años de antigüedad. De este modo, el 19 de julio de 2012 tuvo que interrumpir sus tareas porque se sentía mal; por lo que concurrió a una sucursal del Correo Oficial y redactó el comunicado sobre la imposibilidad de asistir por problemas de salud.

Sin embargo, la causa se inicia, ya que por error, el 21 de julio de 2012 la empresa recibió el telegrama en él se leía “Renuncio al empleo desde 20/07/2012”. De este modo, quedó comprobado que desde el Correo cometieron un error respecto del tipo de telegrama que debían enviar a la compañía, perjudicando así al hombre, que resultó ser a nombre de quien se enviaba esta errónea renuncia.

En este sentido, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, sostuvo que el Correo debe responder por los daños padecidos por el trabajador, “ya que quedó acreditada la defectuosa prestación del servicio de la empresa, al no entregar el telegrama que efectivamente despachó el actor, remitiendo uno falso”, argumentaron. 

Teniendo en cuenta que la ley admite que la renuncia del trabajador se formalice por medio de despacho telegráfico por parte del empleado, los magistrados explicaron que el Correo debió enviar el verdadero telegrama, suscripto de puño y letra del demandante, para que la empresa evalúe la situación y no rescinda el contrato laboral del damnificado.

“Computo además la indiferencia con la que actuó el Correo Argentino ante el reclamo del demandante, actitud esa que contradice el principio de prevención del daño y que, coordinada con el doble yerro que señalé, raya en el incumplimiento doloso de la obligación”, agrega el fallo, que favoreció al hombre que inició la demanda, perjudicado por el error de la empresa de correo.

Así, los magistrados determinaron que la demanda debía ser admitida y ordenaron de esta manera a la demandada a abonarle una indemnización que contemple el daño moral y lucro cesante. En este aspecto, Correo Argentino deberá pagarle $130.000 al hombre que sólo quiso enviar una justificación de su falta para el día laboral y terminó renunciando sin querer a su empleo.

En este contexto, para los jueces resultó “verdaderamente inexplicable ese doble yerro que tiene como punto de convergencia, entre cientos de usuarios diarios que concurren a las oficinas de la demandada, a un trabajador que sólo tenía la intención de dar parte de enfermo”. Por este motivo, fue indemnizado el demandante y así la firma deberá reparar su error.