Le aplican a la firma Siderca una multa de $18 mil por incumplimiento de una norma

La medida está relacionada a la operación de fuentes de radiación para aplicaciones industriales.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/08/13/le-aplican-a-la-firma-siderca-una-multa-de-18-mil-por-incumplimiento-de-una-norma/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-13T10:09:52-03:00">agosto 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-13T10:09:53-03:00">agosto 13, 2019</time></a>

La Autoridad Regulatoria Nuclear decidió aplicar a Siderca S.A.I.C., una sanción de $ 18.000, por incumplimiento de la norma relacionada a la operación de fuentes de radiación para aplicaciones industriales. La medida fue oficializada este martes en el Boletín Oficial, mediante la resolución 309/2019, firmada por el titular de este ámbito, Néstor Alejandro Masriera.

Asimismo, según la medida Rubén Gizzarelli en su carácter de responsable por la seguridad radiológica, recibirá una sanción de $ 6.000 de multa. Así, según los considerandos de la norma, en una inspección realizada por personal de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) a las instalaciones de Siderca S.A.I.C, el 15 de marzo de 2018, se constató que todos los equipos, excepto los que estaban en el almacén, estaban operativos y funcionando, siendo que la licencia de operación había vencido el 22 de enero de 2018.

En este sentido, en la resolución explican que se notificó a los involucrados de las posibles infracciones en las que podrían resultar encuadrados los incumplimientos detectados y se les otorgó un plazo de 10 días, para que produzcan sus descargos sobre los presuntos incumplimientos y ofrezcan las medidas de prueba que estimaren oportunas.

En este contexto, ante este situación donde se prevé una sanción, desde la empresa explicaron que las demoras en la tramitación de la renovación de la licencia, conllevan una problemática a nivel técnico y operacional, que es imposible para la firma abstenerse del uso de fuentes radiactivas, dado que ello provocaría la suspensión de la actividad con los consecuentes daños. 

Sin embargo, tras el análisis de la situación, la Subgerencia de Control de Aplicaciones Industriales informó que la documentación presentada por la compañía para la renovación de la licencia, fue presentada el día 21 de diciembre de 2017, de donde no cumplió con la antelación requerida por la normativa vigente y fue presentada en forma incompleta.

De este modo, según manifiesta el texto oficial, en agosto de 2018 todos los requerimientos habían sido cumplidos, a excepción del correspondiente a la obtención del permiso individual por parte del personal y recién con fecha 22 de noviembre de 2018 regularizó su situación, cuando se le otorgó la autorización de operación provisoria con vencimiento el 22 de febrero de 2019.

En esta línea, la Subgerencia consideró que respecto de los incumplimientos de Siderca, la potencialidad del daño es moderada, mientras que la severidad de la infracción es grave. Asimismo, con relación a los incumplimientos de Gizzarelli, indicó que la potencialidad del daño es moderada, y la severidad de la infracción es leve, por lo que les impusieron sanciones económicas.