Luego de 24 años quedará libre Fabián Tablado, el femicida que asesinó de 113 puñaladas a su novia

El joven que hace 24 años asesinó a Carolina Aló será liberado en el mes de febrero
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/12/04/luego-de-24-anos-quedara-libre-fabian-tablado-el-femicida-que-asesino-de-113-punaladas-a-su-novia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-04T14:44:59-03:00">diciembre 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-04T14:45:00-03:00">diciembre 4, 2019</time></a>

El asesinato de Carolina Aló ocurrió el 27 de mayo de 1996 en la casa de la familia Tablado, que se encuentra en Albarellos 348, Tigre. Aló, con 17 años de edad, estaba en una relación con Fabián Tablado, de 20 años. Iban juntos a Escuela 1 Marcos Sastre de Tigre y estaban juntos hace ya 3 años. La relación terminó de forma trágica el 27 de mayo de 1996: la pareja tuvo sexo, Tablado le propuso tener un hijo y Carolina se negó. El joven la golpeó 19 veces, la persiguió por la casa y la terminó apuñalando 113 veces con cuatro armas distintas.

“Estoy sorprendido. Porque el último fallo le había dado dos años y medio más por amenazas de muerte a su cónyuge, sumados a los 24 años que ya tenía”, afirmó Edgardo Aló, padre de la víctima. Según la condena, Tablado debía estar preso hasta 2022, pero la Justicia lo liberará el 28 de febrero de 2020.

“La ley de femicidio no alcanza. Se aplica cuando ya hay una muerte. No podemos esperar a que la mujer muera para que intervenga la Justicia”, agregó. “Nunca tuve señales de esto. Lo han hecho todo en silencio. Creo que están diciendo que hay muertes anunciadas, los jueces que saquen la basura a la calle tendrán que ver las consecuencias”, sentenció Edgardo.

Estando en prisión,Fabián recibió cartas de mujeres que querían conocerlo. Con una de ellas, que además era vecina suya, contrajo matrimonio y tuvo mellizos. La ceremonia se llevó a cabo en la cárcel de Florencio Varela, el 24 de septiembre de 2006 en la cárcel de Florencio Varela. “Mi ilusión siempre fue formar una familia. Estoy arrepentido de lo que hice”, dijo hace unos años desde prisión.

“Muchas mujeres me escriben cartas y quieren conocerme. Yo sólo quiero ser feliz, ya pagué por mi error. Cambié, soy un hombre nuevo. Nunca más voy a maltratar a una mujer”, declaró y aseguró que está “muy arrepentido por el daño irreparable que causé. Sólo pienso ofrecer amor”.