Julio César Grassi, otro que pide la prisión domiciliaria por temor a contagiarse coronavirus

El cura, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, solicitó una morigeración de su confinamiento.

Condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, el cura Julio César Grassi también presentó una solicitud de morigeración de su confinamiento de acuerdo a lo que reveló el abogado Juan Pablo Gallego. Así lo pidió después del fallo de la Cámara de Casación Penal bonaerense que habilitó las prisiones domiciliarias ante la pandemia de por el coronavirus que tiene en vilo a nuestro país.

Gallego, quien es el querellante de la causa, le explicó a la prensa que el pedido fue formulado ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 de Morón. El repudiado religioso alegó en el documento un problema respiratorio y temor a contagiarse de COVID-19. Según detalló el letrado, en la solicitud se resaltó también que un oficial penitenciario del penal de Campana (allí está preso Grassi) contrajo este nuevo virus.

No obstante, Gallego le dijo a TN que fue sorprendido por la solicitud porque “Grassi no integra ningún grupo de riesgo“. “El pedido fue extendido al tribunal porque las condiciones de detención del cura nunca llegaron a ser verificadas en ningún juzgado de ejecución, lo que, entiende, constituye una irregularidad. Estamos ante un sujeto que por el coronavirus pide la prisión domiciliaria y no está controlado a la fecha por los juzgados de Ejecución de Morón teniendo condena firme. Es un disparate que debe corregirse de inmediato”, aseguró.

Por otro lado, el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires alertó este jueves que para los condenados por violencia de género “no debe haber prisión domiciliaria”. Además, solicitó de forma contundente que los jueces “prioricen la seguridad de mujeres, niños, niñas y adolescentes ante la decisión de excarcelar a personas por delitos contra la integridad sexual y femicidios, entre otros”.

Asimismo, la entidad bonaerense remarcó en un comunicado: “El cambio de las condiciones de detención debe otorgarse considerando que no expongan a riesgos a las personas que han sido víctimas de violencia por razones de género, dadas las especialísimas características de este tipo de delitos, en muchos de los casos cometidos en el propio domicilio. La Sala I del Tribunal de Casación bonaerense desaconsejó que durante el período de vigencia del aislamiento decretado por el Poder Ejecutivo Nacional se dicte el arresto domiciliario a personas imputadas o condenadas por la comisión de delitos graves”.

Compartir en: