Qualcomm, el gigante dueño del 5G que derrotó a Apple

La pelea comenzó en el primer mes del 2017, cuando Apple dio inicio a una batalla legal contra Qualcomm, el principal proveedor mundial de procesadores para teléfonos, por su posición en el mercado con el cobro de regalías, mientras que la firma denunciada acusaba a Apple de violar seis de sus patentes al usar chips de Intel.

Meses después, ambos gigantes tecnológicos firmaron un acuerdo que establece que Apple le debe abonar a Qualcomm una cantidad no especificada por dichos chips y que los utilizará durante los próximos seis años para poder competir mano a mano contra Samsung en el mercado del 5G.

Según la Universidad Carlos III de Madrid, en declaraciones de Raquel Leal -experta en sistemas de comunicaciones- a BBC Mundo, Qualcomm tiene una posición preferente por ser el fabricante “más avanzado en garantizar la tecnología 5G. Apple es líder y se dirige a un segmento muy alto del mercado y le interesa lanzar los productos lo antes posible, así que no se puede permitir llegar tarde ni que las prestaciones sean inferiores a las de sus seguidores más próximos, como Samsung. Y Qualcomm es en este momento el que ha lanzado el chip módem más potente”.

Y continuó: “De acuerdo con la información que hacen pública los fabricantes y la información de las revistas especializadas, parece que las prestaciones (de los chips de Qualcomm) son mejores que las de competidores como Samsung, Huawei o MediaTek Inc”, dejando en claro la conveniencia de la firma de la manzanita en dejar de lado la pelea.

Hoy, Qualcomm puede ofrecer precios muy competitivos gracias a su posición dominante, razón por la cual firma creada por Steve Jobs se quedó casi sin proveedores alternativos, convirtiéndose en el monopolio del sector. ¿Cuáles son las ventajas de este chip? Clave: ocupan menos espacio por ser integrado, es multiestándar al poder conectarse a 3G, 4G y 5G, entre otras facilidades.

En tanto, Intel anunció oficialmente que se retiraba del negocio de la fabricación de chips 5G “debido al poco margen de ganancia que dejan”, con lo cual las alternativas a Qualcomm son Samsung, Huawei y MediaTek Inc. Por eso, Apple no tiene en mente fabricar sus propios chips ya que según la experta de la Universidad de Madrid “la tecnología de las comunicaciones no es el punto fuerte de Apple, sino la fabricación de equipos de usuarios”.

La decisión fue la correcta: el acuerdo firmado le trajo al fabricante las primeras ganancias. Sus acciones subieron más de un 20% luego del anuncio y, gracias a operar como proveedor de la firma de Cupertino, prevén ingresos anuales de al menos 2.500 millones de dólares. “Como este tipo de chips son muy caros, quizás al principio Apple pueda repercutir, pero solo parcialmente, el precio de esa regalías en el producto y con el tiempo puede ir aumentando la repercusión en el cliente final”, explicó Pérez Leal.

Dicho todo esto, queda claro que hoy Qualcomm ya es un gigante tecnológico. Fundada en 1985, ya le da empleo a 35.000 empleados y su especialidad son los chips integrados y el desarrollo de software para que los móviles se conecten a redes inalámbricas. También es proveedor para Apple y Samsung, a quienes cobra por el uso de sus patentes. ¿Y las finanzas? Mucho mejor: su volumen de negocio anual en 2018 fue de 21.000 millones de dólares, de acuerdo con el reporte financiero de la compañía.

<a href="https://elintransigente.com/tecno/2019/05/06/qualcomm-el-gigante-dueno-del-5g-que-derroto-a-apple/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-06T11:52:12-03:00">mayo 6, 2019</time></a>