¿Qué podremos hacer con la tecnología 5G que hoy es imposible?

La tecnología que está por venir abre la puerta de un nuevo mundo.
<a href="https://elintransigente.com/tecno/2019/08/06/que-podremos-hacer-con-la-tecnologia-5g-que-hoy-es-imposible/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-06T12:10:51-03:00">agosto 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-06T12:39:06-03:00">agosto 6, 2019</time></a>

Primero, antes que nada, vale aclarar que la tecnología 5G, como suele ocurrir con todas las novedades y los lanzamientos tecnológicos, llegará mucho más tarde a latitudes como las latinoamericanas, pero donde llegue primero promete revolucionar el mundo tal cual lo conocemos hoy. Así de impactante es como se anuncia un nuevo desarrollo que si bien en algunas ciudades ya existe, su pleno potencial aún es cosa del futuro.

Antes hay que dejar en claro lo siguiente: no hablamos de un simple cambio de números. Pasamos de la conexión 2G a la 3G, y más tarde a la 4G, y en cada generación hemos obtenido un poco más de velocidad y de límite mensual de datos, pero la conexión 5G es la puerta de ingreso a otra dimensión. Si hasta ahora las distintas conexiones nos permitieron pasar de ver imágenes hasta películas en calidad HD en nuestro dispositivo móvil, lo que viene suena a film de ciencia ficción.

Antes de continuar, hay que recordar que para disfrutar de esta nueva tecnología se necesita un móvil con un módem 5G. Esta incipiente conexión es una tecnología desarrollada desde cero, aunque es compatible con 4G, porque las primeras redes 5G que están en funcionamiento lo hacen sobre 4G, es decir, aprovecha todos los conocimientos acumulados en 30 años de telefonía móvil, minimizando las limitaciones y maximizando las virtudes, según explican en Computer Hoy.

La primera y más importante mejora sustancial será la velocidad de conexión, especialmente de descarga que será de 3 veces mayor a la actual con 4G, por ejemplo, para descargar un capítulo de tu serie de Netflix en resolución 4K en apenas 12 segundos, o un vídeojuego de una PlayStation de 25 GB en 124 segundos. Sí, estás leyendo bien pero es sólo el inicio, porque cuando las redes 5G tengan su propia infraestructura alcanzarán velocidades entre 10 y 20 Gbps.

Vale aclarar que al menos en las primeras instancias, sólo en áreas puntuales de las grandes ciudades los usuarios tendrán velocidades de entre 3 y 5 Gbps, que aún así es 15 veces más que la actual 4G. “Otra ventaja de la conexión 5G es la menor latencia en el intercambio de datos entre dos usuarios, ya sea en una llamada por WhatsApp, una videoconferencia, o un videojuego multijugador, por ejemplo”, detalla Computer Hoy, o una inexistente demora en actualizar un GPS.

Al mismo tiempo, prácticamente desaparecerán los cortes de señal algo determinante durante una intervención quirúrgica, trabajos de precisión u operaciones a distancia. Diversos análisis determinan que para 2025, cada persona conectará al menos 15 dispositivos a internet sin usar Wifi. Esto será la llave de acceso a lo que conocemos como Internet de las Cosas o al desarrollo de nuevas tecnologías en dispositivos móviles.

Es decir, se abre un nuevo paradigma de la tecnología que difícilmente podamos saber o reconocer hoy hacia dónde nos llevará. Sabemos que hay planes, objetivos, estimaciones y nuevos desarrollos, pero la conjunción de la tecnología 5G, la Internet de las cosas, la realidad virtual o la inteligencia artificial pueden conducir al mundo y a la humanidad a dimensiones nunca antes siquiera imaginadas.