Los increíbles condones USB: qué son y cuándo utilizarlos

La carga de batería por USB puede terminar en serios dolores de cabeza.
<a href="https://elintransigente.com/tecno/2019/12/03/los-increibles-condones-usb-que-son-y-cuando-utilizarlos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T12:02:39-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-03T12:02:40-03:00">diciembre 3, 2019</time></a>

Hoy, quedarse sin batería en nuestro teléfono móvil ya no es tan desesperante, porque existen más opciones para volver a cargarlo y no sólo el cable y cargador que hace unos años dominaban el mercado. Hoy disponemos de todo tipo de puertos USB para traspasar energía hacia un dispositivo, incluso los hay en espacios públicos como terminales de transporte, baños y en la vía pública.

Si bien esto es una ventaja, existe un riesgo potencial que es el robo de datos al conectar nuestro teléfono a cualquier puerto USB en la vía pública. Por ello, ya aparecieron los bloqueadores de datos USB o, como muchos lo llaman, el “condón USB“. Lo que hacen estos dispositivos es bloquear programas maliciosos instalados en los puertos con el objetivo de infectar terminales cuando uno pone a cargar su celular.

Consultoras privadas en seguridad tecnológica advierten que las consecuencias de un ciberataque a un teléfono pueden ser “demoledoras” ya que una simple carga gratuito en un puerto USB en la calle, al pasar, puede generar un gran dolor de cabeza. Por ejemplo, acceder a contenido privado, fotos y videos, la dirección de nuestra casa o, peor aún, datos bancarios que permiten acceder a robos mayores.

IBM recuerda que “las infecciones por softwares maliciosos secuestran la potencia informática, resultando en un mayor uso de la computadora y una ralentización de los dispositivos”. Hasta que el usuario advierte que su teléfono presenta un comportamiento extraño ya es tarde. El software dañino ya hizo su trabajo: accedió a todo el dispositivo y robó todo lo que necesitaba: datos sensibles, contraseñas, códigos y material privado.

En declaraciones a Forbes, desde el área de ciberseguridad X-Force de IBM recomendaron el uso de los condones USB para disminuir la exposición al hackeo. Por ejemplo, la Fiscalía de Los Ángeles también recomendó cargar los dispositivos directamente desde la corriente y siempre tener de emergencia un cargador portátil, pero evitar recurrir al famoso puerto USB.