De no creer: cómo la tecnología convertirá autos en teléfonos inteligentes

Se viene un cambio radical en la fabricación de los autos del futuro.

De algo estamos seguros: la tecnología nos puede deparar un mundo y una forma de vida que aún no podemos ni imaginar. En esa transición, las compañías de tecnología convirtieron a los teléfonos inteligentes y a los televisores en dispositivos multifacéticos: si bien antes tenían una función principal, hoy tienen otra muy distinta. Lo mismo sucede cuando hablamos de autos.

Si bien aún falta tiempo para ver autos autónomos transitando por la ciudad, tanto la industria automotriz como la tecnológica se unieron bajo el concepto de crear vehículos que “ofrezcan servicios y características proporcionadas a través de las mismas redes inalámbricas de datos que utilizan los teléfonos inteligentes”, según detalla la agencia de noticias Reuters.

Tal es así, que los autos más innovadores incorporan reproducción de video, mejoras al desempeño general, interacciones online y otras características que podrían ser la respuesta a un sector automotor que dará un giro de 360 grados. Pero, ¿en qué sentido lograrán sacar rédito de todo esto? No sólo en el auto en sí, sino en los servicios añadidos a él.

Las automotrices analizan cómo lograr incrementar sus ingresos desde su hardware incluso después de que los autos salen de la concesionaria. Para esto, la tecnología 5G, diversas aplicaciones, conexiones, líneas telefónicas y servicios online, formarán parte de un nuevo negocio que tendrán las empresas del rubro automotriz.

Las innovaciones y tendencias de la industria automotriz tenderán a generar autos “convertidos en máquinas de ingresos conectadas”. De hecho, Amazon y Microsoft ya analizan cómo gestionar el torrente de datos que saldrá de los vehículos conectados.

El mercado global automotriz ya no es el mismo que en otras décadas, pero la generación de energías verdes, los autos sustentables, el fin de la combustión fósil, los coches autónomos y el 5G abre un nuevo paradigma que básicamente será un antes y un después en la historia de la humanidad. Ya sea sobre cuatro ruedas… o alas.

Compartir en: