¿Se viene el Hummer eléctrico?

El gran modelo de General Motors podría mutar a su versión no contaminante
<a href="https://elintransigente.com/tecno/2020/01/13/se-viene-el-hummer-electrico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2020-01-13T13:29:26-03:00">enero 13, 2020</time></a>

Cambia, todo cambia. Antes, la imagen de los grandes modelos de las automotrices, impactantes, de gran porte y dimensiones, estaban (y están) relacionados al combustible fósil, pero los tiempos cambiaron y el 2020 podría ser el año en que General Motors presente a su gran Hummer en su versión eléctrica, precisamente en un mercado que está en plena transformación.

Es así que GMC se encuentra en pleno proceso de su vehículo totalmente eléctrico que llegará en 2022 bajo la marca Hummer pese a que este modelo ya estaba casi abandonado ya que estaba fuera de época: su consumo de nafta era muy elevado, tanto, que quienes solían adquirir esta inmensa unidad comenzaron a pensar en otras alternativas.

Ante la baja de las ventas, General Motors decidió eliminar la marca, hasta ahora, en que la transformación automotriz dio lugar a la vuelta del Hummer más sostenible. De acuerdo a The Wall Street Journal, éste sería uno de los grandes proyectos de cara a los próximos tres años donde la empresa dará a conocer al menos 20 nuevos coches eléctricos a nivel mundial.

De esta manera, el mapa de las automotrices mantendrá a Tesla como una de las líderes del mundo en coches no contaminantes y a GMC decidida a hacerle competencia con varios modelos nuevos.

Sin batería

Uno de los grandes desafíos de la humanidad será el de quebra la historia en dos cuando el mundo mute del transporte a combustión a uno renovable. Se trata de un salgo gigantesco que no se produce de un día al otro, pero cuya transición ya comenzó pese a que falta mucho tiempo. En ese recorrido, los autos siguen evolucionando en tecnología y motorización ecológica, pero la clave será cuando éstos sean de uso y alcance masivo.

Ante esto, el coche eléctrico es la clave del futuro, y dentro de ello, su fuente de energía, y allí entra en juego cómo serán las recargas, si las baterías serán de larga duración o existirá otra alternativa aún más conveniente. Hasta ahora, la recarga promedio de un auto conectado a un clásico enchufe puede ser de entre 4 y 8 horas. La pregunta que muchos se hacen es si se podrá prescindir de las baterías.

Una automotriz, Nissan, ya trabaja en conjunto con el Instituto de Investigación Nuclear y Energética de la USP para desarrollar coches eléctricos sin baterías. El dato a tener en cuenta es que su autonomía podría alcanzar los 600 kilómetros con sólo 30 litros de bioetanol. También, trabajan en la creación de una pila de combustible que funcione a base de bioetanol en lugar de hidrógeno.

Hasta la fecha, la tecnología de celdas de combustible ya es utilizada por varias compañías como Toyota, Honda y Hyundai, aunque éstas son alimentadas por hidrógeno de compleja producción, almacenamiento y distribución, con lo cual de poder sustituirse el hidrógeno por el bioetanol, se obtendrá un motor limpio y más eficiente.

A su vez, la pila de combustible e-Bio reduce los costos de mantenimiento y y suma más autonomía en comparación con el combustible fósil. Este prototipo de celda se alimenta 100 % con bioetanol, cargando una batería de 24 kWh, con una autonomía de más de 600 km. Brasil ya cuenta con toda la estructura para esto, ya que las fuentes de bioetanol son principalmente la caña de azúcar y el maíz, dos alimentos ya muy extendidos en América.