Mark Zuckerberg continuará ayudando en la crisis del coronavirus con una contribución esencial

El creador de Facebook sigue contribuyendo a la causa.

La pandemia del COVID-19 o coronavirus dejó a muchos países alrededor del mundo con una carencia de suministros médicos. Los hospitales simplemente no logran atender a todos aquellos afectados por el virus. Es por eso que empresarios y celebridades han contribuido a la lucha contra la enfermedad donando equipamiento médico de todo tipo. En este caso, se trata de Mark Zuckerberg quien prometió donaciones de algo esencial: tests de la enfermedad.

Existen muy pocos hasta ahora de estos kits que permiten analizar si alguien posee el virus. El CEO de Facebook comunicó a través de su red social que está trabajando con su organización filantrópica para proveer tests. El objetivo principal es tener listos al menos 1.000 por día “en los próximos días”. Serán distribuidos a través del Área de la Bahía de San Francisco, región en la que reside Zuckerberg.

Esta operación está organizada por él y su esposa Priscilla Chan. Juntos manejan la Chan Zuckerberg Initiative (CZI), una sociedad de responsabilidad limitada que se centra en avances tecnológicos. Ambos están trabajando codo a codo con Gavin Newsom, el gobernador del Estado de California en el cual residen Zuckerberg y su esposa. California tiene la capacidad, por el momento, de hacer entre 60 y 100 tests de COVID-19 por día. Por lo cual subir ese número a 1.000 tests diarios sería una mejora considerable.

Zuckerberg agregó en su post de Facebook que el proyecto se está haciendo a través de Biohub, un centro de investigación de ciencias médicas financiado por él y Chan. En este centro operan miembros de Berkeley, la Universidad de California San Francisco (UCSF), y Stanford. CZI y Biohub adquirieron a principios de marzo dos máquinas que pueden dar diagnósticos de COVID-19. Ambas serán usadas por la UCSF.

En una entrevista, el Dr. Steve Miller, profesor de medicina de la UCSF, habló sobre la contribución del magnate tecnológico. Expresó que aumentar el volúmen de las pruebas era un trabajo logísticamente muy complicado, debido en parte a la gran cantidad de infectados en la zona. Agregó que si bien el objetivo por el momento es llegar a 1.000 por día, trabajarían para progresar más allá de ese límite en el futuro.

Compartir en: