¿Cómo es el tratamiento de keratina que se hace Meghan Markle?

Paso a paso, te contamos cómo tener el pelo espectacular, brillante, suave y lacio, como tus celebs favoritas
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2019/08/12/como-es-el-tratamiento-de-keratina-que-se-hace-meghan-markle/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T10:08:48-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T10:08:50-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

Si querés dejar de usar la planchita y probar algo más a largo plazo para que el pelo te quede lacio o con ondas suaves, un tratamiento de keratina es un buen lugar para empezar. Lo cierto es que hasta Meghan Markle lo usa, porque definitivamente te cambia la textura y le funciona a todas.

La ex estilista de la nueva incorporación de la realeza británica, Theonie Kakoulli de la cadena de peluquerías Nicky Clarke, contó que hace tratamientos de keratina para mantener su pelo liso y sedoso. “Meghan vino a verme al menos dos veces para recibir tratamientos de keratina”, dijo Kakoulli a la revista PEOPLE. “Es genial para las personas con pelo naturalmente rizado como Meghan, porque elimina el encrespamiento y lo hace más manejable”. Pero, ¿de qué se trata?

La keratina es un tratamiento químico. Se requiere formaldehído para alisar el pelo. Si bien el químico tiene una mala reputación (es un carcinógeno que podría causar problemas respiratorios si la exposición es frecuente), lo normal es que se haga al lado de una ventana y muchas veces hasta con un ventilador. También se pueden usar antiparras protectoras para los ojos sensibles, y nosotros las recomendamos para que no se te irriten y te empiecen a llorar.

Lejos de la fama que pueda tener el alisado de arruinar el pelo, lo mejora. Porque la keratina es un ingrediente natural que ya tenemos, y solo se lo potencia. Incluso hace bien si estás teñida o con reflejos o balayage. En el único momento en que se desaconseja es cuando tenés las puntas florecidas, pero eso se arregla con un corte previo, y listo.

El alisado dura alrededor de 10 semanas, pero cuando uno ya empieza a ver que se está yendo el efecto, sería buena idea ir sacando otro turno. Estos duran aproximadamente dos horas: se lava con un shampoo especial que elimina por completo cualquier residuo que haya quedado acumulado en el pelo, se aplica la keratina por mechones, se peina, se seca con secador y se le pasa la planchita la cantidad de veces que sea necesario para lograr el resultado deseado.

Para terminar, es importante enjuagar bien, pero sin lavarlo otra vez. Se lo sella con un bloqueador y voilà, pelo liso por al menos tres meses. Eso sí, hay que aguantar unos dos días sin lavarlo y se recomienda usar shampooes sin sulfato (la componente que hace espuma), por lo que aconsejamos alejarse de los productos de supermercado y optar por algo más profesional o por alguno orgánico. Se seca al aire o con secador y queda súper brillante y suave, como el de Meghan Merkle.