Colombia y la ley de las tres “C”: Café, Cumbia y Caribe

Mar, Selva y Montaña se unen para una experiencia inolvidable
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2019/09/10/colombia-y-la-ley-de-las-tres-c-cafe-cumbia-y-caribe/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-10T17:53:38-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

Este país tiene de todo: desde increíbles playas caribeñas o las de la costa pacífica, hasta las selvas amazónicas y las montañas de la región andina, Colombia tiene la combinación perfecta entre magia natural y riqueza cultural. Los invitamos a conocerla mejor, ¿qué tesoros esconde esta maravillosa tierra?

Referirse a Colombia es una tarea tan grande como agradable. Este país, ubicado al Norte de América del Sur es sinónimo de alegría, color, fiesta, cumbia, café, arepas y otras delicias gastronómicas. Pero, más allá de los placeres culinarios, también brinda un sinfín de opciones donde las imponentes bellezas naturales y los recuerdos de la época colonial juegan un papel fundamental para una experiencia inolvidable. 

Bogotá: Diversa y pluricultural, la capital colombiana combina modernas construcciones con huellas históricas de la época colonial. Ante ese contraste, donde pasado y presente están constantemente en diálogo y movimiento, los expertos recomiendan:

El Centro Histórico: También conocido como La Candelaria, es famoso por sus calles estrechas y empinadas, sus casonas con tejados y aleros coloniales. Allí residía la aristocracia criolla y española. El Teatro Colón, la Casa de la Moneda, la Quinta de Simón Bolívar, el Observatorio Astronómico y el Chorro de Quevedo, los imperdibles de esta zona. No perderse el Museo Botero, que conserva buena parte de la obra que el famoso pintor y escultor donó a Colombia. 

Cerro Monserrate: Con más de tres mil metros de altura, es el ícono de la ciudad. Se puede llegar a pié, en teleférico o en funicular. En la cima, el Santuario del Señor Caído, es visitado cada año por miles de peregrinos católicos.  La Catedral Primada de Colombia: Ubicada en la Plaza de Bolívar, es una iglesia católica consagrada a la Inmaculada Concepción. Su diseño es de estilo neoclásico y desde 1975 es considerada Monumento Nacional.

Barranquilla: Ubicada sobre la margen occidental del río Magdalena, la historia de esta ciudad de la Región Caribe se remonta a la tercera década del siglo XVII. Para todos aquellos viajeros que decidan pasear por este paraíso natural, no hay que perderse:

Parque Cultural del Caribe: Se trata de un complejo íntegramente dedicado a promover la cultura y su patrimonio histórico, con el fin de fortalecer la identidad de la región. Está conformado por la mediateca Macondo, el Museo del Caribe, la Biblioteca Infantil Piloto del Caribe, el Jardín de las Mariposas y la Plaza Julio Mario Santodomingo. 

Las Playas caribeñas: Son conocidas por su agradable temperatura y sus arenas salidas de una película. Pero, además, en esta zona se encuentran las Bocas de Ceniza, el sitio donde el río Magdalena se une el mar Caribe, dando lugar a un imperdible espectáculo natural.

Independientemente del destino elegido y las experiencias vividas, lo que sí se sabe de antemano es que la diversión estará garantizada. Porque como decía el gran Gabriel García Márquez, una de las plumas más prolíficas de la lengua castellana, “Es inevitable: en Colombia, toda reunión de más de seis, de cualquier clase y a cualquier hora, está condenada a convertirse en baile”.