Por fin una nueva muestra de Ezequiel Black

Es artista visual de reconocida trayectoria en el ámbito musical y editorial y presenta 25 dibujos de distintos formatos hechos en grafito sobre papel
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2019/10/02/por-fin-una-nueva-muestra-de-ezequiel-black/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-02T14:46:23-03:00">octubre 2, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-02T14:46:24-03:00">octubre 2, 2019</time></a>

Black es un artista multifacético e inclasificable. Su capacidad para expresarse de múltiples maneras lo llevó a crear obras para las culturas psicodélicas, lo fantástico del pop y el rock de la industria musical, a colaborar con medios editoriales y a crear el primer periódico travesti latinoamericano por excelencia. 

Como artista visual dirigió la campaña del regreso de Los Fabulosos Cadillacs para la gira Satánico Pop Tour 08. Desarrolló los universos visuales para infinidad de artistas de la industria musical argentina, entre ellos, Miranda!, Massacre, Luciano Pereyra, Celeste Carballlo, Virus, Francisca y Los Exploradores, Superlasciva, Isla de los Estados, Juan Stewart, Falsos Profetas, Javi Punga, Los Heladeros del Tiempo, Bicicletas y 30 artistas más. 

Fue director artístico de la Revista Plan V. Colaboró en el diseño editorial de los suplementos RADAR, Las 12 y SOY (Página 12).  Desarrolló la identidad del festival BAFIM, Nuevos Aires Folk, las fiestas Brandon Gay Day, la editorial Clase Turista, el MICA (Mercado de Industrias Creativas Argentinas), el sitio Cosecha Roja, el periódico rosarino El Ciudadano, sumado al diseño de afiches para películas del cine independiente argentino. 

Un viaje al misterio, donde se cruzan la arquitectura brutalista con las visiones chamánicas, la vida secreta de los microorganismos con los besos, las cavernas con esa casa encantada que es la memoria. Fiel a su espíritu explorador que lo llevó a participar desde los comienzos de la música indie al street art, o de las luchas por la identidad de género, “Río III” es un tour por la frontera entre lo cotidiano y lo mágico. 

Cueva bajo el Glaciar. Grafito sobre papel.160cm x 120cm 

Black intenta entender el mundo en el que vive y de esa manera comprender su propia vida. Lo suyo es la filosofía y su método la observación. Montado sobre el dibujo, acaso una de las formas más antiguas de conocimiento, Ezequiel mira el mundo como si pudiera advertir el efecto del tiempo en las cosas. Practica un realismo furioso que no niega las cuestiones metafísicas, porque está claro que en esos seres, animados e inanimados, habita una fuerza que avanza serena e implacable en el recorrido mostruoso de sus formas”, dice Marcelo Sanchez Dansey, curador de la muestra.

De Chirico, el gran artista italiano, decía: “Hay más misterio en la sombra de un hombre caminando un día soleado, que en todas las religiones del mundo”. Esa podría ser una máxima para el trabajo de Black. Ustedes podrán ver, ahí, en sus dibujos, están planteadas todas sus preguntas. Todas las preguntas y alguna que otra certeza.” 

Flora. (Políptico) Grafito sobre papel. 43cm x 36cm. Central eléctrica. Grafito sobre papel. 69cm x 45cm. 

La inauguración fue el sábado pasado, con música en vivo de Monoto Grimaldi, ex bajista de Miranda! Este sábado habrá un entreacto con música de David Nahón y el cierre será el 19, siempre a las siete de la tarde, con una intervención sonora de Bicicletas, en la Galería Un Lugar en el Mundo, que queda en la calle Castro Barros 969, en Martínez. La muestra se puede visitar todos los días de 10 a 18, contactándose previamente.

Antes de esta muestra, su conjunto de obras más numerosas fue realizada enteramente en telgopor y vidrio espejado (los materiales de la “bola de boliche”) y consistió de 18 maquetas laberínticas en donde el mundo de la fantasía, los reflejos y la excitación por la nocturnidad se hacían presentes. La serie culminó con una instalación site especific de la contracara de la noche. El derrumbe y la caída. Una inmensa bola de boliche estrellada contra el piso en el centro de la galería. 

Las constantes indagaciones en su propia autobiografía generaron otra línea de trabajo: una cantidad de objetos que contenían diferentes frases. Desde mandatos familiares a refranes populares o fragmentos de canciones que fueron corporizados con los más diversos materiales, planchas de aluminio, clavos y lana, alambres, plastilina y mostacillas de colores, entre otros.