La Vida del Conde Matt: La fiesta de los jóvenes del Bellas Artes

Los socialites porteños y su cita anual, este año en clave Julio Le Parc
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2019/10/08/la-vida-del-conde-matt-la-fiesta-de-los-jovenes-del-bellas-artes/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-08T21:30:22-03:00">octubre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-08T21:30:24-03:00">octubre 8, 2019</time></a>

Estas semanas he tenido que enfrentar temas personales como la separación y los efectos secundarios que causan éstos disturbios emocionales.  Los ánimos caen y la agenda social se achica. Pero hay una fiesta a la cual no puedo faltar por nada del mundo y es aquella que junto a mis compañeros de la comisión joven hacemos en el Museo de Bellas Artes, evento que tuvo lugar la semana pasada.

Pietro Di Campello, Gala Sucari, Sofía Pinto, Francisco Lalor, Ignacio Pecheu, Matías Martins, Margoux Richardson de Haenen

El viernes 27 de septiembre a las 22 y 30 de la noche, los jóvenes del Bellas Artes tuvieron su gran fiesta anual con el fin de recaudar fondos para las actividades de la categoría de la Asociación, acercar a los menores de 40 a la cultura nacional y promover la institución. Junto con varias marcas aliadas, se prendieron los parlantes y la música hizo vibrar Recoleta.

Como un homenaje a Julio Le Parc (quien está exponiendo hoy en el museo), se propuso la deco y el dresscode basándose en él.  Todos estaban vestidos en monocromo que cortaban con colores shocking, había barras libres con bebidas de etiquetas pitucas y fue todo un gran hit.

Federico Nelson, Momo Trosman

Yo llegué a eso de las 22 horas, un rato antes, para ver detalles de último momento y sacarnos la foto del grupo que compone la comisión joven.  Media hora más tarde abrimos las puertas y un flujo de colores comenzó a brillar en todos los rincones de la gran sala de lo que alguna vez fue el Café de las Artes.  Grandes personalidades sociales de la cima de la pirámide se mezclaban con arties y seres aspiracionales que querían participar de nuestro convite anual. Finalmente, la gente se entregó a la danza, al intercambio de estímulos y a los ricos tragos hasta casi el amanecer.

Una de las novedades es que la marca TCL, sponsor de la categoría, armó una competencia muy divertida. En una parte de la terraza, pusieron un gran fondo de colores, estilo Le Parc, un espacio entre medio y un gran vidrio, símil a una pantalla gigante de vidrio, la cual decía: ”Desbloquea tus límites”; en el medio, se paraba la gente con poses divertidas y se sacaba fotos las cuales parecían como de fondo de pantalla. Las 8 más creativas y geniales se ganaron un teléfono celular. Una gran idea interactiva, donde un sponsor juega participando con el evento e interactuando con los invitados. Una genialidad muy actual.

Connie Chiaraviglio, Elina Lechere

Los personajes sociales se agolparon en el VIP.  Allí uno se podía cruzar desde socialités como la reina de aquel emporio, Concepción Cochrane Blaquier, los hijos de los dueños de grandes marcas como Gancia, Peñaflor o el Banco Galicia, los tops que forman parte de la comisión o los Royals como los De Ganay, los Di Campelo y ¡obvio, yo! Todos estaban súper divertidos con sus outfits, mostrándose, bailando y más que nada chochos de verse, ya que en éstas épocas de crisis la gente suele cerrar la billetera y se queda en su casa. Pero ésta, claro está, ¡no fue la ocasión!

Los resultados de la fiesta fueron muy positivos.  Si bien, dada la situación económica del país, los números no fueron ni fu ni fa, logramos una gran publicidad de la categoría y exposición de la Asociación en sí.  Esto es muy fructífero ya que cuesta mucho dinero lograr la visibilidad obtenida en el ágape. Como resultado, más jóvenes se acercan a la cultura y por ende a los museos y al arte, y algunos se hacen socios y se inscriben en nuestros cursos.  El fin es que la juventud se involucre con las actividades del rubro.

Juan Pedro Tombeur – Matías Martins – Eliana Zanini – Sophia Blaquier – Sofía Pinto

Como conclusión, creo que el evento fue un lujo haberlo hecho, con resultados muy buenos, tanto para nosotros como para la institución y fue una fiesta divertida y creativa.  En cuanto a mí, seguiré por un tiempito haciendo algunas coberturas de temas de interés sin un ritmo, debido a que no todas las semanas estaré presente hasta que acomode mi mente, mis sentimientos y sobretodo, el corazón. Igual pueden seguir mi vida en Instagram en @elcondematt.