Rolls de canela: una receta exquisita

Te pasamos la receta de unos rolls de canela increíbles, con un gusto único
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2019/10/31/rolls-de-canela-una-receta-exquisita/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-31T15:07:42-03:00">octubre 31, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-31T15:07:43-03:00">octubre 31, 2019</time></a>

Andrea Amatte, nuestra cocinera favorita, preparó estos clásicos cinnamon rolls. El roll de canela es un pan dulce creado en la década de 1920 en Suecia y Dinamarca. Si bien el roll de canela era conocido desde la segunda mitad del siglo XIX, solo era horneado en hogares con suficientes recursos económicos, por el costo de sus ingredientes.

Ingredientes para el fermento

  • ⅓ taza de agua tibia
  • 11 gr de levadura seca instantánea (2¼ cucharaditas)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de harina

Para la masa

  • ½ taza de azúcar
  • ⅓ taza de leche con ¼ de cucharadita de vinagre blanco 
  • ½ taza de leche
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (yo use de canola)
  • 1 cucharada de vainilla
  • 2 huevos 
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 4 tazas de harina para todo uso (560 gr), tamizada (puede necesitar un poco más yo use 3 cucharadas más aproximadamente)

PARA EL RELLENO DE CANELA

  • 1 taza de azúcar 
  • 1 cucharada de canela
  • ½ taza de mantequilla derretida (120 gr)

PARA EL GLASEADO DE QUESO CREMA

  • 120 gr de queso crema philadelphia
  • ¼ taza de mantequilla derretida
  • 2-4 cucharadas de leche (puede necesitar más o menos)
  • 1½ tazas de azúcar en polvo
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Empezamos hidratando la levadura en un bowl pequeño. Ponemos la levadura, el harina y la azúcar junto con agua tibia. Mezclamos y dejamos reposar por unos minutos hasta que se forma una espuma. Cuando ya tenemos la levadura activada en un bowl grande vamos  a preparar la masa.

Ponemos todos los ingredientes, excepto la mantequilla, (también lo podes hacer en amasadora, de hecho es mejor porque no derretís la manteca con el calor de las manos) y vamos a amasar hasta que empiece a ligar la masa.

Cuando tengamos la masa lista, lo tapamos con papel film y lo dejamos que leve un par de horas o hasta que doble su volumen. Una vez haya levado nuestra masa, vamos a desgasificarla, así que empezamos a amasarla a mano para que salga todo el gas.

Ponemos la masa sobre una hoja de papel para hornear y con ayuda de un rodillo vamos a darle forma rectangular a nuestra masa. Ahora con ayuda de un pincel, pincelamos la masa con la mantequilla pomada (blandita).

Mezclamos los ingredientes para el relleno, es decir, el azúcar moreno, la canela  y una vez mezclado, lo espolvoreamos sobre la masa. Y ahora vamos a enrollar la masa, así que empezamos a enrollarla lo mas finamente posible, empezando desde la parte mas ancha. 

Con hilo dental, podés cortarlo perfectamente. Este truquito lo aprendí posterior a hacer los rolls (yo corte con cuchillo), pero la verdad es que es una maravilla, porque con el cuchillo, la masa pierde un poco la forma y con el hilo, queda perfecta. Solo tenemos que pasar el hilo por debajo de la masa, y corta una rebanada.

Ahora que tengo la masa cortada, en una fuente enmantecada ir poniendo los cinnamon rolls dentro. Les recomiendo ponerlos un poco separados, puesto que van a levar un poco y si no puede quedarnos la forma un poco fea.

Dejamos la masa levar tapada con papel film una hora o hasta que veamos que dobla su volumen. Mientras está levando, precalentamos el horno a 200ºC , una vez esté el horno caliente, introducimos la masa en el horno y la horneamos durante 15 minutos aprox. o hasta que veamos que está doradita.

Una vez horneados nuestros cinnamon rolls, los dejamos que se atemperen un poco y vamos a preparar el glase de queso mezclando todos los ingredientes con una batidora de varilla y listo. Con ayuda de una cuchara esparcimos el glasé sobre los cinnamon rolls y la repartimos para que la cubra por completo.

Esta cremita es mejor añadirla cuando aun están un poco calientes para que se esparza bien. Listo el pollo… mejor dicho, los rolls ¡quedan tremendos! Esperemos que les gusten un montón y se los den de comer a sus amigos y familia.