El veganismo de los influencers: ¿una tendencia “cool”, genuina o falsa?

Los pro y los contra de seguir esta tendencia en las redes sociales, según los expertos.
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2019/11/27/el-veganismo-de-los-influencers-una-tendencia-cool-genuina-o-falsa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-27T21:01:13-03:00">noviembre 27, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-27T21:01:15-03:00">noviembre 27, 2019</time></a>

El veganismo y el vegetarianismo existen desde tiempos milenarios. Sí, estas corrientes filosóficas datan más allá de la era de los teléfonos inteligentes y los influencers que cada día parecen abarrotar las redes sociales con sus estilos de vida “saludables” y pro animales. Sin embargo, antes de su llegada un par de genios como Isaac Newton, Leon Tolstoi y Albert Einstein practicaban este sistema alimentario.

Hoy en día, gracias a los informes sobre la crisis climática, los movimientos ambientalistas, los influencers y las redes sociales, el veganismo experimentó una crecida del 500% en el mundo en los últimos 5 años. Pero los responsables de acuñar el término “vegan” fue un matrimonio inglés en el año 1994. Asimismo, los expertos en esta temática aseguran que el veganismo auténtico y genuino se da fuera de las pantallas de dispositivos móviles y de las modas; no es una “dieta”, es un estilo alimenticio muy basto.

No obstante, es un modo de alimentación que lo elige cada persona, indistintamente de si la familia lo siga o no. Es a libre albedrío.  Pero lo que los influencers no dicen en sus perfiles cargados de fotos y comentarios es que sino se controla la alimentación algunos nutrientes esenciales faltarían en el organismo trayendo como consecuencia complicaciones de salud.

Con todo esto vale aclarar que el veganismo “cool” existe y es peligroso por desconocimiento o simplemente querer estar “a la moda”. Esto se debe a que un grupo de especialistas del Hospital Garrahan detallan cuáles son los riesgos sino se suplementan a las madres veganas antes de la concepción y hasta culminar la lactancia.

“Estas mamás que nosotros atendimos no sabían que es frecuente la deficiencia de B12 en la dieta vegana, desconocían que precisaban suplementación, todas tenían algunos controles durante el embarazo y todos los bebés habían nacido en una institución de salud. Las mamás no tenían intención de dañar a sus bebés y en cuanto les dijimos lo que pasaba decidieron suplementar a sus hijos”, remarcó Lucrecia Arpí, coordinadora de cuidados intermedios y moderados del Garrahan.

El veganismo es como un balón de fútbol; de un lado se lo juegan los expertos y nutricionistas que ponen en tela de juicio estas prácticas por considerarlas “radicales”, mientras que del otro están los amantes de la vida saludable que buscan preservar a los animales del maltrato y el abuso. Así empieza a rodar la pelota en plena cancha. La dieta vegana en los niños está en boca de todos; unos a favor y otros en contra. Mirá cuáles son las opiniones de los expertos en esta nota de El Intransigente.