Conocé los baños termales de Budapest

Budpest es la capital mundial de los baños termales. Te damos una guía definitiva
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2020/01/14/conoce-los-banos-termales-de-budapest/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-14T18:18:53-03:00">enero 14, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-14T18:18:54-03:00">enero 14, 2020</time></a>

Budapest se asienta sobre un mosaico de aguas termales, que simplemente brotan del suelo. Desde siempre, darse un baño es parte del folklore de la ciudad, y los spas son lugares de visita obligada. Hay para todos los gustos y te los mostramos acá.

El diseño de la mayoría de los baños de Budapest es similar: una serie de piletas termales cubiertas donde las temperaturas varían de cálidas a calientes, salas de vapor, saunas, piletas de inmersión heladas y salas para masajes. Algunos tienen piletas al aire libre con fuentes, aerosoles y jacuzzis, y piletas para nadar.

Sin embargo, cada spa tiene sus propias características: hay “fiestas” los sábados por la noche en Széchenyi, una bañadera de vinos en Gellért, una sala de bebidas en Lukács y una bañadera con hidromasaje en la terraza de Rudas.

Llevá traje de baño, una toalla y un par de ojotas; el piso puede ponerse muy resbaladizo. Aunque la mayoría de los baños termales alquilan o venden estos accesorios, lo mejor es que traigas los tuyos. Los que nadan en las piletas de natación, además deben usar gorros.

¿Cómo elegir un baño?

Gellért: Tiene unos coloridos azulejos de porcelana que adornan las paredes y lo convierten en una obra maestra de la arquitectura art nouveau. Sin duda, es uno de los balnearios históricos más impresionantes de la capital húngara, por lo que bañarse acá se siente como un ritual real.

Széchenyi Széchenyi: es el complejo de spa más grande de Europa, y probablemente los baños más populares de Budapest. La sección al aire libre es impresionante, pero se llena bastante. Las “fiestas” icónicas tienen lugar aquí algunos sábados por la noche.

Rudas Rudas: ha estado en funcionamiento desde la conquista turca de Hungría en el siglo XVI. Su mayor atracción es una bañadera de hidromasaje en la terraza que tiene una vista del horizonte de Pest. Rudas es el único baño que aún tiene días del mismo sexo entre semana.

Lukács Lukács: es una verdadera meca médica probada por las placas conmemorativas de mármol instaladas en el parque del baño, dando gracias en varios idiomas a la institución y a su personal médico por la curación.

También es enorme y alberga una sala de bebidas que ofrece el mismo agua que suministra los baños, proveniente de un pozo más nuevo, rico en calcio, hidrógeno, sulfato, cloruro, así como iones de sodio y fluoruro.

Király: Experimentá vibraciones históricas reales en este spa que alberga auténticos baños turcos erigidos en el siglo XVI. Aquí se puede alquilar una bañadera de hidromasaje privada para cuatro personas en un área separada.

Veli Bej: Este venerable baño turco es algo antiguo y algo nuevo combinado. Construido en el siglo XVI, fue el baño más hermoso de su tiempo, y las paredes y tuberías originales se exhiben hoy en el moderno edificio. Nunca está tan lleno, y como es accesible desde un hospital, muchos van para sanar.