Ana Bruchou, herencia de buen gusto

La hija de Carolina Herrera es una artista talentosa. Esta fue su primera muestra
<a href="https://elintransigente.com/vida-estilo/2020/03/11/ana-bruchou-herencia-de-buen-gusto/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-11T19:07:30-03:00">marzo 11, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-11T19:07:31-03:00">marzo 11, 2020</time></a>

Ana Luisa Behrens de Bruchou inauguró ayer su primer muestra de arte en la galería van Riel. Fruto del primer matrimonio de Carolina Herrera y el venezolano Guillermo Behrens Tello, vive en Buenos Aires junto con su marido argentino, Enrique Bruchou.

Su vida, naturalmente, estuvo rodeada de buen gusto y una mirada global, completa y culta del mundo. Por eso, plenamente consciente de su afinidad al histórico y celebre linaje de los grandes pintores abstractos y expresionistas de mediados y fines del siglo XX, Ana Bruchou encara su trabajo, en palabras de Juan Astica, con una gran dosis de audacia.

“No se trata de imágenes solidificadas sino más bien en estado de vaporosa gestación”, continúa describiendo el célebre artista. “Incluso en algunas situaciones en las que se produce una gran acumulación de líneas y planos densamente superpuestos, estos son casi transparentes, livianos, volátiles y todo aquello que podría representar un gran peso, se hace ingrávido y vibrante.” 

“Cada obra es una suerte de conspiración en contra de la terrible idea de que ya está todo hecho. Su fino olfato colorístico, le permite construir paso a paso y laboriosamente sus poéticos y poderosos conjuros visuales, buscando permanentemente la disolución de todo límite, tanto físico como funcional, dejándonos súbitamente frente a un bello enigma. “, concluye Astica.