“Todos somos responsables de este mal momento”

El presidente de Rosario Central, Rodolfo Di Pollina, habló en la previa al choque con Boca e hizo un mea culpa por el semestre del Canalla.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/05/02/todos-somos-responsables-de-este-mal-momento/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-02T09:10:30-03:00">mayo 2, 2019</time></a>

Rosario Central llega a esta Supercopa Argentina sumamente golpeado. El conjunto dirigido por Diego Cocca tuvo un pésimo semestre en el que no logró ninguno de los objetivos planteados en el arranque de este 2019 y, entre otras cosas, tuvo tres entrenadores durante la primera mitad del año.

Esto afectó al plantel y a los propios entrenadores que pasaron por el Canalla. Por este motivo, Rodolfo Di Pollina, presidente del conjunto rosarino, hizo un mea culpa por las decisiones equivocadas que tomaron los dirigentes durante el último tiempo y se mostró optimista respecto al futuro inmediato.

El dirigente  Canalla reconoció que buscarán cerrar esta etapa de la temporada de la mejor manera. “No venimos bien en lo futbolístico, pero haremos todo lo posible para darle una alegría a nuestros hinchas”, comentó el mandatario que estará presente en el Malvinas Argentinas de Mendoza para presenciar la gran final del certamen.

Di Pollina no quiso esquivar su responsabilidad en el mal presente del equipo de Diego Cocca. “Cuando tenemos un semestre malo como éste, todos somos responsables. Nosotros, los dirigentes también, porque somos la cabeza de la institución. No salieron las cosas cómo pretendíamos pero tenemos la posibilidad de alzarnos con un nuevo título”, aseguró.

El mandamás del Canalla también destacó a Boca, su rival de esta noche.  “Jugaremos contra uno de los mejores equipos de la Argentina. Eso genera una gran expectativa en el plantel, en los hinchas y en nosotros también”, destacó el presidente de Central.

Di Pollina también hizo referencia a la recordada final de Copa Argentina entre Central y Boca que terminó en triunfo xeneize tras el escandaloso arbitraje de Diego Ceballos. “Ya pasó y no hay secuelas. Lo importante ahora es poder volver a jugar contra Boca, poder lograr una Copa”, admitió el dirigente.

Por último, reconoció que la parcialidad del Canalla no agotó todas las entrenadas. “Entre la macroeconomía del país que no es la mejor y la campaña del equipo que no es la que queremos, el público de Central acompaña como siempre pero no va a completar la totalidad de las entradas que nos dieron. Los hinchas compraron entre seis mil y seis mil quinientas entradas”, concluyó el mandatario.