“Teníamos una mochila muy grande y es un desahogo”

Tevez se refirió al alivio que causó haber conseguido esta Copa luego de tres ediciones perdidas.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/05/03/teniamos-una-mochila-muy-grande-y-es-un-desahogo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-03T00:10:24-03:00">mayo 3, 2019</time></a>

Boca Juniors venció a Rosario Central y se convirtió en el nuevo campeón de la Supercopa Argentina. Tras empatar durante los 90 minutos, todo se definió desde los doce pasos y cortó la mala racha de tres finales perdidas. En el Estadio Malvinas Argentinas, Esteban Andrada le atajó el remate a Rinaudo y el equipo de Gustavo Alfaro se quedó con el título.

Luego de las idas y vuelta por no ser titular, Carlos Tevez ingresó en el segundo tiempo e incluso convirtió uno de los penales. Después de la consagración, el “Apache” dialogó con la prensa y resaltó la importancia de la Copa. “Queríamos mostrar carácter, fuimos superiores, generamos situaciones claras”, expresó Tevez.

“El título pasado era importante para todos, y ahora también. Esperamos que sea un punto de despegue. Lo necesitamos”, agregó el delantero “Xeneize” quien ejecutó uno de los penales y reveló: “Iba decidido a romper el arco, no dejé que ninguna duda me saque de ese enfoque”.

Y en la misma línea, amplió: “Fui directo a romper el arco, que no se levante la pelota nada más. Las sensaciones dentro de uno son miles. Uno viene jugando con su cabeza todo el tiempo, peleas con tu cabeza. Pensás que tenés 20 años y no, no los tenés. Es una pelea interna y voy saliendo”.

En cuanto al partido en sí, Carlitos se lamentó por no haberlo cerrado antes y dijo: “La pelota no quería entrar… increíble. Teníamos que llegar, así, sufriendo. Por suerte la ganamos, es lo más importante. Dimos un gran paso hacia adelante y eso es muy importante”.

En relación a los cuestionamientos, el capitán de Boca expresó: “Siempre estamos bajo la lupa. Era importante no solo para el afuera sino para mis compañeros”. “Teníamos una mochila muy grande.
Es un desahogo, veníamos perdiendo dos veces seguidas. Las finales hay que ganarlas”.

“Uno hace todo lo posible para que a Boca le vaya bien y parece que Tevez es un problema, si juega, si no juega… es complicado vivir el fútbol así hoy”, completó Tevez; y cerró: “Son 27 títulos. Uno a veces no se da cuenta…”.