“En el hockey encontré un lugar donde expresarme”

Fote: Comité Olímpico Argentino.

Luciana Aymar, la mejor jugadora de la historia del hockey sobre césped, se refirió a cómo utilizó el deporte para desafiarse.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/07/14/en-el-hockey-encontre-un-lugar-donde-expresarme/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-14T10:57:48-03:00">julio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-14T10:57:49-03:00">julio 14, 2019</time></a>

Luciana Aymar es, sin dudas, una de las deportistas más importantes de la historia. La rosarina está a la altura de otros grandes atletas argentinos como Diego Armando Maradona, Lionel Messi o Emanuel Ginóbili. La exjugadora de hockey sobre césped consiguió títulos en todos los lugares donde estuvo y ganó el premio a la mejor jugadora del planeta en ocho oportunidades, algo nunca antes igualado.

La exjugadora brindó una conferencia en la provincia de Mendoza y se refirió a la importancia que tuvo el deporte en su vida. “En el hockey encontré un lugar donde poder expresarme. Era muy introvertida, hasta me cuesta creer que hoy hablé delante de un teatro lleno. Eso sí, yo entraba a la cancha, me ponía el traje de Leona y era otra persona”, expresó.

“Empecé haciendo varios deportes como tenis y hockey, también natación por un tema de corregir un problema de postura que tenía de chica”, reveló la medallista olímpica. “Elegí el hockey porque quería compartirlo con un equipo”, manifestó la exjugadora que fue capitana del seleccionado argentino durante casi una década.

Lucha confesó que el deporte le abrió puertas en todas partes.”Está buenísimo que los chicos hagan un montón de cosas y encuentren su lugar. El deporte a mi me dio amistades en todo el mundo y la posibilidad de conocer muchos lugares, pero además me dio disciplina, compromiso, respeto, saber trabajar por un objetivo en común y en definitiva me formó como persona”, sentenció.

Por otro lado, la rosarina señaló que su liderazgo fue trabajado con el paso de los años. “El proceso para convertirme en líder duró muchos años y me llevó mucho trabajo. Yo era más transmitir con el ejemplo, no tanto de hablar”, remarcó la bicampeona del mundo con Las Leonas.

Aymar también se refirió a la presión que existe en el deporte de alto rendimiento. “Yo de chica veía a Diego (Maradona) y a Gaby (Sabatini) y quería hacer lo que hacían ellos pero en el hockey. Salvando las distancias, lo veía Maradona o ahora a Messi y a veces no tienen vida, debe ser agotador. En mi caso lo tuve que tratar con psicólogos porque a mi me encantaba jugar y siempre busqué reiventarme y ayudar a Las Leonas a ser mejores. La presión la tenía, la disfrutaba y después la extrañaba”, sentenció.

Por último, destacó el avance del deporte femenino. “Al principio de mi carrera no era tan común que las mujeres practiquen deportes, no había tantas chicas que lo hacían. Hoy es diferente, tenemos un montón de grandes deportistas que nos representan. Justamente ahora en Suiza estuve con Gaby Sabatini a quien admiré toda mi vida y es buenísimo ver como la mujer está posicionada en el deporte, animándose a hacer cosas distintas y para nosotras es muy lindo haber podido abrir alguna puerta para que eso pase”, concluyó Aymar.