Una pieza clave pare Beccacece podría perderse la revancha ante Independiente del Valle

El entrenador del Rojo sumó un dolor de cabeza.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/10/una-pieza-clave-pare-beccacece-podria-perderse-la-revancha-ante-independiente-del-valle/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-10T19:57:38-03:00">agosto 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-10T19:57:39-03:00">agosto 10, 2019</time></a>

Independiente disputó esta mañana un amistoso ante Gimnasia de La Plata para aprovechar el parate por las elecciones. El entrenador del Rojo, Sebastián Beccacece, le dio minutos a jugadores que no venían teniendo rodaje. Por su parte, los titulares entrenaron en el predio que el Diablo posee en Villa Domínico. La práctica dejó una mala noticia, ya que un futbolista fundamental sufrió un duro golpe.

El mediocampista Pablo Pérez sufrió un fuerte traumatismo en la rodilla derecha luego de chocar contra un sparring. Los médicos de la institución de Avellaneda le realizarán estudios para descartar cualquier lesión ligamentaria o meniscal. El cuerpo técnico comandado por Beccacece esperará al exvolante de Boca hasta último momento para ver si puede tener acción en la revancha por Copa Sudamericana.

La duda sobre la presencia de Pérez es un dolor de cabeza para el entrenador ya que el mediocampista era una fija en el once inicial para reemplazar a Pablo Hernández. Independiente confirmó a través de sus redes sociales oficiales que el tucumano sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y será intervenido quirúrgicamente.

La desafortunada jugada en la que se lesionó el volante de la Selección de Chile ocurrió durante la ida ante el conjunto ecuatoriano, antes de que terminaran los primeros 45 minutos. Hernández fue a disputar una pelota en la mitad de la cancha, pero pasó de largo ante un amague del jugador ecuatoriano y rápidamente se notó que se le trabó su rodilla en el césped. El tucumano se quedó finalmente en el vestuario durante el entretiempo.

Pablo Pérez no tiene respiro ya que ayer la Conmebol hizo oficial su sanción con sólo 15 mil dólares de multa como castigo por haber tenido un fuerte cruce de palabras con los delegados de la entidad que regula el fútbol en Sudamérica al momento de ir a hacer el control antidoping el pasado martes. Lo que creían los dirigentes del Rojo finalmente se hizo oficial.

Según lo que trascendió, el futbolista se había negado a ir directamente al control antidopaje ya que quería pasar primero por el vestuario para festejar el triunfo agónico que el Rojo había conseguido en la ida ante el conjunto ecuatoriano. De esta forma, el volante la sacó barata y estaba habilitado para jugar el partido de vuelta ante Independiente del Valle por los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Sin embargo, su lesión complicó el panorama.

Independiente jugará el martes que viene en Ecuador desde las 21:30 para intentar defender de la mejor manera el 2-1 a su favor logrado la semana anterior. Cuando retome el ámbito doméstico, será visitante de Estudiantes el lunes 19 a las 20 horas. Pablo Pérez viajará a Quito y será probado hasta último momento para ver si puede disputar un duelo trascendental para el futuro del Rojo.