Delfina Pigniatello hizo un balance de su rendimiento en los Juegos Panamericanos

Fuente: Agencia Nacional del Deporte.

La nadadora se mostró conforme con su actuación en el certamen que tiene lugar en Lima.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/11/delfina-pigniatello-hizo-un-balance-de-su-rendimiento-en-los-juegos-panamericanos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-11T07:48:38-03:00">agosto 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-11T07:57:53-03:00">agosto 11, 2019</time></a>

Delfina Pignatiello se colgó una nueva medalla dorada en la jornada de ayer. La nadadora se impuso en la prueba de los 1500 metros, en un tiempo de 16:16:54. Pese a que la chilena Kristel Kobrich la complicó en algunos tramos de la competencia, la atleta de diecinueve años mostró su mejor versión en los últimos metros para sumar otra presea a su vitrina.

Al culminar la prueba, la oriunda de San Isidro dialogó con la prensa. “Me acosté sintiéndome bastante mal pero hay veces que la cabeza manda más que cualquier sensación corporal y dije ‘basta, vamos a dormir y a descansar para mañana, mañana te vas a despertar bien’. Tenía la mañana para descansar porque era final directa, además. Me dije ‘Delfi, hoy es el día, hay que darlo todo, te entrenaste todo el año para esto’. Son tantas horas, tanto esfuerzo, tanta dedicación, tanto, tanto, tanto. Damos todos, no solo yo, todo el equipo, la gente que nos acompaña, que me dije ‘dalo todo’. Y vine y lo dejé todo ahí”, dijo en primera instancia.

“Se sufrió. Siempre disfruto mucho de correr con alguna rival, le da ese plus a la carrera, es una adrenalina y me hace correr con más ganas. Arranqué primera, dominando la carrera, luego una vuelta me quedó larga, me alcanzó la chilena y fuimos juntas apretaditas. Fue una carrera todo mental, que hay que llevarla con mucha cabeza y eso es lo que uno trata de poner en el agua. Pero no es lo mismo entrenar solo en el club que tirarse ahí en un estadio que se caía. Son cosas que hay que pasar, de las que se aprende, se gana experiencia y todo suma en el camino a Tokio”, agregó después, profundizando acerca de lo que sucedió en la piscina.

En tanto, Delfina confesó que, en los últimos metros, tiene la capacidad de dar un “plus”, como lo hizo ayer. “Normalmente tengo un muy buen cierre. No sé si será algo que lo vengo practicando en los entrenamientos, pero siempre me surgió así, desde que tengo catorce años y compito en los nacionales tuve un buen cierre. Sabía que contaba con ese plus, que si daba la vuelta con ella había muchas probabilidades de que pudiera cerrarlo bastante fuerte. Ya he corrido con Kristel, es una muy buena rival, está bueno siempre correr con alguien así que felicito a todas las chicas que corrieron conmigo hoy y en todo el torneo”, expresó.

Asimismo, la joven de 21 años valoró el rendimiento de sus compatriotas: “No sé si soy tan consciente. Pero estoy muy contenta, no solo por mi rendimiento, por el de toda la Selección, de cómo nos fue a todos. Fue todo histórico, creo que se superó el récord de medallas, ya en la primera jornada la rompimos todos. Todo el aliento se sintió. En todas las carreras dimos el ciento por ciento y corrimos con el corazón. Estoy muy orgullosa de todos nosotros”

A pesar de su increíble rendimiento, la atleta mantiene los pies sobre la tierra. “Estoy muy contenta. La verdad es que se hizo largo. Pero por suerte lo dí todo en todas mis carreras, ahora a disfrutar de todo esto. No dejo de ser una adolescente que le gustan las redes sociales y salir con amigas como cualquier chica de diecinueve años. Por eso trato de bajar el nivel de exposición. Tengo mucho que mejorar. Por más que me haya ido muy bien acá, no me creo Dios, porque cuando llegue a mi casa me voy a tomar vacaciones y después tengo que seguir entrenando. Estoy super contenta, muy orgullosa por mí y todo el equipo, pero manteniendo los pies sobre la tierra, porque estamos todos detrás del sueño olímpico”, sostuvo.

Por último, Pignatiello se refirió al hecho de que será la abanderada en el cierre de los Juegos Panamericanos de Lima 2019: “Me llena de orgullo llevar la bandera como sea: en una gorra, en el uniforme o dónde fuera. Es una felicidad enorme, porque no hay nada más lindo que representar así a tu país. Me enteré este sábado mientras almorzaba, quería estar concentrada en la carrera”.